Caubet hace un repaso a los nuevos puntos de la normativa

Renault considera el nuevo motor único para 2013 una gran oportunidad, que puede jugar en favor de la entrada de algunos fabricantes en la F1, según ha confirmado el director de gestión Jean Francois Caubet.

El fabricante francés ha dejado de ser propietario del equipo que lleva su nombre, con base en Enstone, pero se mantiene ligado a la competición a través del suministro de motores durante al menos los próximos tres años, un periodo que cubre la transición de los 'congelados' V8 a las nuevos turbo de cuatro cilindros que debutarán en 2013.

"El motor para 2013 iguala los rendimientos", señaló Caubet, sugiriendo que la actual unidad de 2.4 litros de Renault no está preparada para competir con la velocidad de los Mercedes y Ferrari.

En cuanto a la nueva normativa, aseguró: "El dossier de la FIA habla por sí mismo", según recoge Motorsport-total. "Hay innovaciones tecnológicas; la competición está completamente abierta".

"Hay reglas precisas para los costes, los materiales, el número de motores por temporada y el límite (revoluciones) de velocidad. Tecnológicamente, tenemos una gran libertad", prosiguió Caubet. "Todos empiezan con un boceto de papel en blanco. Puede que sea la mejor victoria".

Con la nueva Fórmula 1 diseñada también con vistas a favorecer la vuelta de los fabricantes a la F1, Caubet admitió que es "demasiado pronto" para un hipotético regreso de BMW, pero indicó que Volskwagen está dudando. Y agregó que hay un "tercer grupo" que mira a la F1.

"Es el japonés", confirmó Caubet. "Estoy sorprendido por su interés en el nuevo motor, pero por supuesto el tema de los costes ha debido influir en su actitud".

"Los europeos están en cabeza, las tecnologías son nuevas –supongo que no pueden aguantar no estar aquí", finalizó Caubet, quien indicó que Honda está considerando seriamente un retorno a la F1.
Redacción - Dani Pérez Corona - Infomotor Network, SL