Ecclestone considera de 'total disparate' el anuncio del italiano

Primero fue el enfado con Max Mosley y ahora el actual Acuerdo de la Concordia. Luca di Montezemolo ya mostró en la cena con los periodistas internacionales su descontento con las normativas para la temporada 2013, año en el que el Acuerdo de la Concordia tendrá que ser renovado. El presidente de Ferrari ya ha anunciado nuevas declaraciones.

Luca di Montezemolo afirmaba que si no se llega a un acuerdo o a un pacto entre los dirigentes de la máxima competición y los equipos, algunas escuderías podrían salir de la Fórmula 1 y crear pruebas independientes.

Además, el presidente de Ferrari añadía que la F1 podría sobrevivir sin su actual nombre. Después de oir las declaraciones del italiano, el magnate de la competición, Bernie Ecclestone, ha tildado de "completo disparate" el anuncio de Montezemolo.

Ya en 2009, el de Ferrari inició la revuelta contra el por entonces presidente de la FIA, Max Mosley, y sus planes de presupuesto. En la cena del jueves pasado, el italiano comentó a los periodistas allí reunidos que es probable que no haya ningún cambio importante en la F1 hasta que no finalice el actual Acuerdo de la Concordia.

"Necesitamos pensar en lo que vamos a hacer. No podemos seguir como hasta ahora", afirmaba Montezemolo a la revista alemana Auto Motor und Sport.

Respecto a las posibilidades de crear un campeonato independiente al actual, el presidente de Ferrari aseguraba: "¿Necesitamos el nombre de Fórmula 1? Creo que podríamos seguir con un nombre diferente".

"Podríamos continuar con los propietarios de CVC, pero solo con mejores condiciones financieras. O los equipos empiezan su propia compañía y le damos la presidencia a Bernie y pensamos nuevos métodos modernos de márketing. Sería como en la NBA", añadía Montezemolo.

Siguiendo con la idea de una competición independiente, el presidente de Ferrari afirmaba que ve a Ecclestone como el hombre central de la posible categoría por su pasión por las carreras y no el mercado de valores. Sin embargo, el italiano no esconde sus críticas contra la FIA y sus reglas en este deporte. "No puede ser que renunciemos a todo lo que hemos hecho en este deporte por el bien de los valores. La F1 se basa en innovación extrema y tencología", recordaba Montezemolo.

Respecto a los motores de cuatro tiempos y de 1,6 litros y su debut en 2013, el italiano añadía, "No puedo acostumbrarme. No es para un deporte que años atrás llevaba motores de 12 tiempos".

"Ferrari no apoyará ese camino, y estamos diciendo claramente que no estamos contentos con ello", finalizaba el presidente de Ferrari.

Así, la batalla dialéctica entre Luca di Montezemolo, Bernie Ecclestone y la FIA seguirá abierta hasta que no se establezcan medidas que gusten a todos. Algo seguro, muy complicado de lograr.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL