Esta es la historia de un culo que ya no quería ser culo, así que
hablo con el Supremo:
"Ya no quiero ser un culo", pidió.
"Pero, ¿por qué no quieres ser un culo?"
"Es que soy la cosa más miserable del universo; me ultrajan y abusan
de mí. No, ya no quiero ser un culo", se queja.
"Entonces, ¿qué quieres ser?"
"Yo quisiera ser un pajarito".
Y, zas, el Altísimo lo convierte en pájaro. Cuando se trepa a una rama
de un árbol, como lo hacen todos los pájaros, llega otro pájaro que lo
saluda:
"Hola, culito".
"No soy culito", reclama.
"Eres un culo", insiste el ave.
"No, que no soy".
"Entonces, ¿qué eres?
"Pues soy un pajarito".
"A ver, canta".
Y comienza a cantar:
"Prprprprprpr".