Haug y Brawn auguran victorias para 2011

La escudería Mercedes no ha vivido una gran temporada. Para 2010 se esperaba mucho más por parte del equipo alemán, especialmente después del anuncio del fichaje de Micahel Schumacher. Sin embargo, el MGP W01 ha sufrido altibajos a lo largo de la temporada que se han disipado gracias a los podios de Nico Rosberg y las últimas carreras del propio heptacampeón.

Directivos y altos cargos de Mercedes afirmaron que la cuarta posición final en el campeonato de constructores era el mejor resultado al que podían aspirar en su primera temporada en la Fórmula 1.

Para 2011, tanto Norbert Haug como Ross Brawn auguraron un mejor año para la marca, donde luchar por la victoria y por las posiciones punteras sería más factible. Semanas después de las declaraciones de Haug y Brawn, Nico Rosberg ha comentado que no está seguro de que Mercedes pueda ponerse al día con el trabajo en 2011. Del mismo modo, no quita méritos ni esfuerzo a los miembros de su escudería y afirma que está confiado en que el próximo año Mercedes vivirá una temporada exitosa.

"Por una parte, estoy contento de haber sido capaz de batir a Michael. Ha sido muy importante ya que siempre te comparas con el hombre que está en el otro coche. Pero por otro lado, había esperado mejores resultados para 2010, pero ya vendrán en 2011", afirmaba Rosberg a la agencia alemana de deportes SID después de pasar las fiestas navideñas con su familia en Finlandia.

Cauto como siempre, el hijo de Keke Rosberg no ha querido arriesgarse en afirmar si el monoplaza de la próxima temporada será un coche ganador o no. "La distancia respecto a los otros equipos es grande. Nos llevará tiempo y no sé cuánto concretamente. Si las evoluciones en Brackley van como ahora, a inicios de la temporada estaremos muy cerca. Tendremos que ver, pero es difícil de predecir. Lo que sí es definitivo es que estaremos mucho mejor que año pasado", recalcaba Rosberg.

Ya a mediados de temporada, en Mercedes empezaron a pensar en el monoplaza de 2011. Está claro que una victoria habría subido el ánimo a la escudería alemana y les hubiera motivado en el cierre de su año de debut. Sin embargo, los tres podios conseguidos por Rosberg han sido motivo de orgullo y satisfacción.

Semanas atrás, Dieter Zetsche, presidente de Daimler, matriz de Mercedes-Benz, afirmó que la escudería ya había analizado los errores de 2010. Así y si todo sigue según lo previsto, el MGP W02 podría ser la sorpresa del próximo año.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL