Montezemolo también se ha posicionado en contra de los cuatro cilindros

La Fórmula 1 de 2013 iniciará una nueva era histórica. Dentro de dos temporadas, los monoplazas deberán montar motores 1.6 turbo de cuatro cilindros en lugar de los V8 que se emplean actualmente. Si días atrás, el presidente de Ferrari se mostraba contrario a la normativa, hoy Bernie Ecclestone ha mostrado su preocupación por el sonido de los motores.

De aquí a dos temporadas está previsto que los monoplazas de Fórmula 1 empiecen a utilizar motores 1.6 turbo de cuatro cilindros. El presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, declaró hace un par de días que la nueva normativa le parece 'una idea patética' y que sus coches de calle no montarán los motores de 2013.

Sin ir más lejos de la polémica, el ex campeón del mundo Nikki Lauda se mostraba de acuerdo con el magnate italiano y añadía un nuevo contratiempo. "Me preocupa el sonido, que en la Fórmula 1 siempre ha sido algo único. Esperemos que haya algo más que un simple y débil zumbido", declaraba el austríaco.

Después de oír las palabras de Lauda, el magnate de la competición, Bernie Ecclestone, ha afirmado estar también preocupado por el sonido que los nuevos motores puedan o, más bien, no puedan hacer. "No me importa si son motores 1.6 o 1.8, me preocupa el sonido. Si perdemos el ruido de la Fórmula 1, estaremos perdiendo un factor muy importante y característico de la competición", anunciaba Ecclestone a la web motorline.cc.

El presidente de la FIA, Jean Todt, insiste en que nadie debe preocuparse por lo que ocurra en 2013. "Puedo garantizar que los coches de Fórmula 1 para la temporada de 2013 serán muy emocionantes y producirán un sonido genial. El desarrollo de la industria en los pasados años ha estado llevando la seguridad y la sensibilización ambiental en primer plano, y los fabricantes de automóviles han hecho un gran progreso en estos campos.

Con las nuevas reglas, la FIA quiere enviar un gran mensaje sobre la Fórmula 1. Es el pináculo del deporte de motor y las piezas más pequeñas son igual de importantes que las grandes para los involucrados en la competición", declaraba Todt.

Si días atrás, Montezemolo había sido el primer y único personaje del paddock en opinar abiertamente sobre los nuevos motores de 2013, a su causa ya se le han unido Nikki Lauda y Bernie Ecclestone. Sin duda, que el magnate de la Fórmula 1 muestre su preocupación por el tema es algo que muchos tendrán en cuenta a la hora de aceptar o rechazar los motores 1.6 turbo de cuatro cilindros.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL