La marca de neumáticos afrontará el reto de una Fórmula 1 ávida de espectáculo. Los pequeños errores ya no se perdonan, y las ruedas tienen que estar a la altura. De momento, tras los primeros entrenamientos con las nuevas gomas de 2011, Fernando se muestra satisfecho: "La primera impresión es positiva. Pero sabremos más cosas en los próximos entrenamientos. Ciertamente tendré que cambiar mi estilo de pilotaje un poco. Lo desconocido siguen siendo los neumáticos de lluvia, que todavía no hemos podido probar".

[IMG]http://img830.**********.us/img830/3188/20101024v6hqt0k0fdephx2.jpg[/IMG]

En 2011, los Fórmula 1 podrán pesar hasta seiscientos cuarenta kilogramos. Es un incremento respecto a 2010. Aunque en 2009, cuando se introdujo el KERS, muchos pilotos tuvieron que ponerse a dieta para ajustarse al peso máximo de entonces, el incremento para esta temporada no lo hará necesario. Le vendrá bien a Fernando Alonso, que no ha podido ejercitarse últimamente: "No he perdido mucho peso todavía, en parte porque la pasada semana tuve que interrumpir mis entrenamientos debido a una pequeña contractura en mi pierna".

[IMG]http://img684.**********.us/img684/9739/imagearge.jpg[/IMG]

Si es confirma que adelantar sobre la pista va a ser más fácil, la posición en la parrilla de salida se devaluará. La pole quizá sea menos importante, y la sesión del sábado probablemente menos apasionante. Es posible, así lo cree también Alonso, pero el español no desestima nunca las partes claves de un gran premio: "Es posible que la clasificatoria sea menos importante, porque adelantar debería ser menos difícil. Pero la clasificatoria, la salida y la primera curva seguirán siendo momentos decisivos. Aunque es demasiado pronto para hacer una predicción real: tenemos que ver cómo van las cosas en las primeras carreras para tener una idea más precisa".

Bufffffffff vamos calentando neumaticos