Sus molestias han sido una constante a lo largo de su carrera

Ayer publicábamos que el heptacampeón Michael Schumacher sufría mareos al ponerse al volante del simulador y así lo ha confirmado la propia escudería Mercedes GP a través de un comunicado de prensa. Parece que el movimiento del simulador que es más exagerado y fuerte que el que se siente en el cockpit del monoplaza de carreras.

Si bien Mercedes confirma las dificultades de Schumacher, también desmiente que su regreso se haya visto completamente afectado por el no uso del simulador. Ya en años anteriores, el piloto alemán también había sufrido los mismos síntomas. "A lo largo de su carrera, Michael, de vez en cuando, ha sido susceptible a marearse en el simulador y eso afectaba a la cantidad de tiempo que podía pasar en él", afirmaba la escudería alemana. "Michael no ha tenido desventaja ya que junto a sus ingenieros han hecho un trabajo muy efectivo", añadían desde Mercedes.

El mismo comunicado finaliza anunciando que el problema con el simulador había aumentado respecto a temporadas anteriores. No porque la salud de Schumacher haya empeorado, sino porque el simulador de Mercedes no cuenta con la tecnología adecuada. Así, en Brackley ya se han puesto manos a la obra para que en 2012 puedan contar con un simulador puntero y estar al nivel tecnológico de sus máximos rivales.
Redacción - Cristina Díaz - Infomotor Network, SL