Google ha comenzado a filtrar BitTorrent y las páginas web del estilo Megaupload o Rapidshare de las funciones de autocompletado y búsqueda instantánea, cediendo ante las presiones de la industria audiovisual.
Según hemos podido comprobar, y todos lo podemos hacer desde la página web principal de Google, cuando empezamos a teclear palabras como “Megaupload”, “Rapidshare”, “Bittorrent” y, en general cualquier cosa que contenga “torrent” (como el software uTorrent) el sistema no nos recomienda autocompletar la búsqueda con lo que realmente tratamos de encontrar, ni aparecen resultados relacionados en las búsquedas instantáneas.
El filtro se aplica incluso a Xunlei, el cliente de BitTorrent más importante en China, en el cuál la propia Google invirtió 5 millones de dólares hace unos cinco años.

Sin embargo, la censura acaba una vez completamos la palabra por completo. Es decir, una vez ya tenemos escrito “Megaupload”, Google ya funciona del mismo modo que hasta ahora lo venía haciendo.
Por lo tanto, debe recalcarse que en cualquier caso, la limitación queda impuesta en las dos funciones que hemos mencionado, y que las búsquedas clásicas como tales no están siendo filtradas.
Desde luego, las reacciones desde las empresas afectadas no son positivas. Desde BitTorrent y RapidShare, indican que no hay razón para que Google limite los resultados de las búsquedas sobre sus empresas, y que el buscador debería mostrar lo que realmente los usuarios quieren, y no en función de los intereses de la propia Google o de terceras empresas.
Resulta curioso, por otra parte, que aunque BitTorrent y los dos grandes servicios de alojamiento de ficheros estén filtrados, otros protocolos como Gnutella, eMule o páginas web como The Pirate Bay, Isohunt, 4shared, Hotfile y MediaFire no lo estén, así que parece que Google habría optado por un acuerdo de mínimos con la industria.

Bandaancha.eu