Hola Loneros!!

Lo último en Titulares de El País:

Llegado el nueve y con una supuesta tregua entre algunos despachos y el banquillo, el Madrid se desplomó sobre el campo, donde más cuenta. Osasuna le llevó al límite de la extenuación y el equipo de Mourinho no encontró respuestas individuales ni colectivas. De entrada, con Alonso griposo, el Madrid prescindió de Granero y se dispuso para el cuerpo a cuerpo, cuestión en la que el conjunto navarro se siente imperial. El colmillo está en sus genes, sobre todo en el Reyno y ante adversarios de rango. Con Lass y Khedira al mando, el Madrid, a ciegas, no tuvo hilo y se encomendó a alguno de los genios que alista en el ataque. Donde se esperaba a Cristiano, Özil, Di María o Benzema emergió un gigante: Aranda, el futbolista de la noche, un tormento para todos los madridistas. Ni siquiera el batallón final dispuesto por Mourinho, con Kaká, Alonso y Adebayor como réplica al gol de Camuñas, quitó foco al ariete rojillo. El nueve fue Aranda.






Más...