López: "Es bastante revolucionario en varias áreas"

Según se especulaba hoy en Valencia, las declaraciones de Renault que aseguraban que su coche para 2011 sería "agresivo" e innovador no son simple retórica típica de pretemporada. Muchos testigos directos se quedaron impresionados y casi boquiabiertos después de que el nuevo R31 negro y oro fuera presentado en el 'pitlane' del circuito Ricardo Tormo este lunes.
La sorpresa llegó cuando una inspección más detallada por parte de los fotógrafos que se apostaron junto al monoplaza no pudo resolver el misterio de dónde se encuentran las salidas de los escapes del motor del coche. Entre los rumores, uno apunta a que las salidas podrían situarse cerca de la parte delantera del coche, con claros propósitos aerodinámicos.
El propietario del equipo, Gerard López, manifestó a los reporteros que el coche de 2011 es "bastante revolucionario en varias áreas", y para el jefe técnico James Allison el R31 es un diseño "muy atrevido", según el testimonio recogido por la revista ‘Auto Motor und Sport’.
Por su parte, la publicación francesa ‘Auto Hebdo’ cita a Allison explicando: "Se puede decir que este coche es ambicioso y distinto en todo su concepto, no sólo respecto al del año pasado, sino a todos los monoplazas creados previamente por este equipo".
Además, ‘Auto Motor und Sport’ asegura que los dos canales a lo largo de la toma de aire y la cubierta del motor “todavía no son visibles”, y añade que el alerón trasero “también es inusual”.
Los observadores especializados en técnica también se toparon emocionados con la suspensión trasera tipo pull-rod, al estilo Red Bull, pero a pesar de las innovaciones, el piloto polaco Robert Kubica declaró a ‘La Gazzetta dello Sport’ que prefiere no pensar por el momento en las victorias.
“No quiero decir demasiado porque la última vez que hablé acerca de ganar carreras estaba con BMW y media temporada fue un desastre”, recordó.
Redacción - Dani Pérez Corona - Infomotor Network, SL