Los mecánicos de la escudería ya han apodado al piloto belga, lo llaman 'crema'
La escudería Marussia Virgin Racing presentaba ayer su nuevo monoplaza para 2011, el MVR-02. A parte de la nueva arma para el mundial, el protagonismo también recaía en sus pilotos, Timo Glöck y especialmente en el nuevo fichaje Jerome d'Ambrosio. La incorporación del belga no se ha podido dar de mejor forma, ya que según ha confirmado, sus mecánicos ya tienen un apodo pensado para él.
Jerome D'Ambrosio Foto © Virgin En el box de Virgin, Jerome d'Ambrosio ha perdido su nombre original y mecánicos e ingenieros pasan a llamarlo cariñosamente 'crema' (custard en inglés). Ya en los entrenamientos de Valencia, miembros de la escudería escribieron su nuevo apodo en su cockpit, siempre desde un punto divertido y relajado.
En Reino Unido, Ambrosia es una marca de crema, natillas y arroz con leche muy conocida. Así y viendo la similitud con el apellido d'Ambrosio, los mecánicos no dudaron en apodarle 'custard' referente a uno de los productos de dicha marca. "Esto muestra que encajo a la perfección en el equipo, así que estoy feliz", señalaba el piloto belga al diario británico The Sun.
Jerome d'Ambrosio coge el relevo de Bertrand Gachot y será el primer piloto belga en volver a pilotar un Fórmula 1 dieciséis años después de la retirada del ex de Jordan.
El propio d'Ambrosio no es tan osado como para predecir que su llegada al Gran Circo ayudará a asegurar la continuidad del Gran Premio de Bélgica en Spa-Francorchamps. "No voy a tener la arrogancia de decir que devolveré Spa a sus viejos tiempos de gloria. Pero por supuesto habrá algo positivo y espero ser capaz de construirlo", recalcaba el belga de 25 años.
Por Cristina Díaz