Jerez es especialmente exigente para los neumáticos traseros
Tan sólo una semana después de la primera prueba oficial de pretemporada en Valencia, Pirelli vuelve a la pista en los tests que se celebran en Jerez entre hoy y el 13 de febrero. Este circuito, que celebró su último Gran Premio de Fórmula 1 en 1997, es aún más lento que el de Valencia, pero la compañía italiana ha decidido llevar hasta allí los cuatro compuestos de slicks y también los de mojado.

Para los test de Jerez de esta semana, se ha optimizado el compuesto intermedio como respuesta a los resultados obtenidos y comentarios recogidos la pasada semana entre los equipos y los pilotos. Cada equipo cuenta con 30 juegos de neumáticos, un stock que forma parte del conjunto de 100 que todos ellos recibirán durante la pretemporada.

El director de Pirelli Motorsport, Paul Hembery, comenta: "La respuesta de todos los pilotos y equipos tras las pruebas de Valencia fue muy positiva, pero aún es pronto y tenemos mucho trabajo por delante, especialmente con los nuevos coches. Estos cuatro días en Jerez servirán para que los equipos se acostumbren a los nuevos neumáticos en un circuito de características diferentes, de forma que profundicen en otros aspectos de las cubiertas. No hemos realizado cambios importantes en los compuestos intermedios pero suponen un pequeño avance en la evolución de los PZero, que, como ya hemos visto, pueden aportar un mejor nivel de espectáculo durante la temporada. Obviamente, la actualidad de la Fórmula 1 de esta semana se ha centrado en el accidente de Robert Kubica en Italia y, creo que hablo en nombre de todo el equipo, cuando deseo que tenga una rápida recuperación".

Pirelli ya probó sus nuevos neumáticos en Jerez el pasado septiembre, con Pedro de la Rosa a los mandos del Toyota TF109, como parte de los 18.000 kilómetros de pruebas que ha realizado el equipo de la marca milanesa.

El circuito de Jerez, con sus curvas lentas y sus giros medios y rápidos, es especialmente exigente para los neumáticos traseros, que tienen que trabajar muy duro para mantener la tracción en un amplio rango de velocidades. Aunque éste no es un circuito en el que se alcance una velocidad especialmente alta, cada aspecto del rendimiento de los coches se prueba ampliamente.
Por Ana Zoe Marí