El presidente egipcio, Hosni Mubarak, ha decidido renunciar a su puesto y entregar el poder a las Fuerzas Armadas tras 18 días de protestas, ha anunciado el vicepresidente Omar Suleimán.
Suleimán, en una declaración por la televisión pública, dijo que la decisión fue adoptada "por las difíciles circunstancias que atraviesa el país".
"El presidente Mohamed Hosni Mubarak ha decidido renunciar a su cargo de presidente de la República y ha encargado al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas administrar los asuntos del país", dice textualmente el breve mensaje de Suleimán.
El anuncio fue recibido con gritos de júbilo en la plaza cairota de Tahrir, centro neurálgico de las protestas de las últimas semanas. Gritos por toda la plaza, corros de alegría, cánticos y el agitar de banderas son las notas predominantes en ese lugar, epicentro de las protestas públicas contra el régimen de Mubarak, quien estuvo en el poder desde 1981.





Ya era hora, cuando uno se agarra la teta no quiere dejar de mamar nunca!!!