No le importa que no le elijan como sustituto de Kubica
Nick Heidfeld, Pedro de la Rosa, Vitantonio Liuizzi, Bruno Senna… Continúa el baile de pilotos en los rumores para sustituir a Robert Kubica en Renault. Quien ha hablado hoy sobre el tema es uno de los pilotos reserva, Romain Grosjean. Aunque no es el favorito para subirse al R31, dice que si hay que ir… se va.

Nacido en suiza pero nacionalizado francés, Grosjean debutó en la Fórmula 1 en 2009. Fueron sólo siete grandes premios sin resultados resaltables, pero el piloto de 24 años sigue soñando con regresar y hacerlo mejor: "Estoy listo para recibir la propuesta, pero por ahora estoy en Abu Dabi para la GP2", comenta a L’Equipe.

Mientras Bruno Senna rueda en Jerez con el nuevo Renault, el segundo asiento oficial todavía permanece vacío. El dorsal número nueve sigue siendo, de momento, de Kubica, quien ya ha salido de la planta de cuidados intensivos. El polaco no podrá correr esta temporada, pero su equipo no parece tener prisas en adjudicarle un sustituto. A Romain tampoco parece importarle demasiado: "Mi objetivo y el de mi representante es estar en Fórmula 1 en 2012, y trabajaremos juntos paso a paso. Si me ofrecen el asiento de Kubica, iré. Pero si tienen otros planes en mente, los acepto como miembro del equipo".

Y el equipo pasa precisamente por muy malos momentos. La vida de Kubica ha estado en serio peligro, y su trayectoria profesional aún está en el aire, pendiente de una recuperación y una rehabilitación muy duras. Por eso quizá lo que menos le interese a Grosjean sea sustituirle, sino saber que se pondrá bien: "Siempre apoyaré al equipo y, de momento, todos mis pensamientos están con Robert".

Pero por si faltaban nombres a este cóctel de candidatos, Jos Verstappen añade otro: "Para mí, Nico Hülkenberg es el mejor disponible", declara a De Telegraaf. "Veo al alemán con un gran potencial. Muy rápido, y un gran trabajador y un ganador en otras muchas categorías". Pero no opina lo mismo el patrón del equipo, Eric Boullier: para él, la inexperiencia del piloto reserva de Force India es un gran inconveniente.
Por Héctor Campos