La AUC ha hecho público su apoyo a la decisión adoptada por el Gobierno en el Consejo de Ministros del hoy mediante un Real Decreto que, entre otros aspectos, pretende que los ciudadanos cuenten en todo momento con información clara sobre si los contenidos que están visionando son o no en alta definición.
De este modo, las televisiones sólo podrán identificar en pantalla como HD aquellos programas que hayan sido producidos y editados en origen cumpliendo con los estándares de la alta definición (HD nativo).
Recientemente, determinadas cadenas privadas empezaron a anunciar una oferta de programación en HD cuando, en realidad, se limitaban a aumentar la resolución y el formato de las emisiones, dando una falsa impresión de alta definición a productos que no lo eran. La consecuencia de ese falso HD es confusión para los espectadores, minusvaloración de la verdadera alta definición, de sus equipo y de otras opciones alternativas (como el satélite), y competencia desleal a los operadores verdaderamente comprometidos en el desarrollo tecnológico.


Fuente : TD