Los procesos
alérgicos de la piel pueden aliviarse con una alimentación rica en vitaminas y
grasas vegetales. La vitamina C resulta muy últil, ya que previene y combate la
inflamación de la piel