La escudería rusa está entusiasmada con su incoporación
Después del escándalo Crashgate, Pat Symonds, ex director técnico de Renault, fue sancionado con estar alejado del deporte durante cinco años. No obstante, en este 2011, el británico ejercerá de consultor de Marussia Virgin Racing a través de su compañía, Neutrino Dynamics.

En el Gran Premio de Singapur de 2008, Renault le regaló la victoria a Fernando Alonso haciendo que Nelson Piquet se estrellara contra el muro de la curva 17, Symonds fue uno de los considerados como culpables del suceso. Como consecuencia, al británico se le sancionó con estar apartado de la Fórmula 1 a tiempo completo durante cinco años, hasta 2013.

Pese a que es cierto que hasta ahora no había colaborado con ninguna escudería, Symonds estuvo involucrado el año pasado en una de las candidaturas que se presentaron ante la FIA para ocupar el decimotercer box del Gran Circo. Como es sabido, ninguno de los aspirantes fue escogido.
 El inglés, de 57 años de edad, también ha participado en numerosos proyectos vinculados con la ingeniería y la competición a lo largo de estos años a través de su empresa Neutrino Dynamics.

En este 2011, Symonds volverá a la F1 en calidad de consultor del equipo Marussia Virgin Racing. El presidente del equipo ruso, Graeme Lowdon, confirmó la incorporación del británico a su formación. "Está aconsejando al equipo", dijo en declaraciones a Autosport. "Tiene permitido trabajar como consultor a través de sus compañías. Pocas personas del equipo han trabajado con él en el pasado, pero los chicos del departamento técnico están muy, muy contentos. Solo puedo ver cosas positivas".

Cabe recordar que, pese a que no puede estar involucrado a tiempo completo en un equipo hasta 2013, Symonds tiene permitido ejercer de consultor.

En el Autosport International Show de principios de este año, Symonds expresó su voluntad de volver a la competición en un futuro cercano. "Hay muchas cosas que quiero hacer", dijo el inglés. "Ahora trabajo como consultor y estoy metido en el mundo de las carreras, así como también en otras áreas. Me sigue encantando la Fórmula 1 por la ingeniería. Tengo una pasión por las carreras, no me podéis mantener alejado".
Por Martí Muñoz