El técnico murciano cree que el conjunto rojillo se quedará en Primera

José Antonio Camacho, destituido hoy como entrenador de Osasuna, ha afirmado que se marcha "triste" por no poder acabar la temporada con el equipo navarro, del que ha asegurado que se mantendrá en la categoría. "Me llamó el presidente para rescindir el contrato y hasta aquí ha llegado. Sólo puedo dar las gracias y desearos la mayor felicidad, y más hoy, en el día de los enamorados", ha declarado Camacho en conferencia de prensa en Tajonar minutos después de despedirse de la plantilla.

Camacho, que ya no ha dirigido el entrenamiento de hoy en las instalaciones osasunistas, ha asegurado que no se esperaba la destitución, después de que el equipo cayera ayer a los puestos de descenso, y ha destacado que se va "triste y aburrido de no poder entrenar". El técnico murciano, que ha sido destituido junto con su segundo, Pepe Carcelén, ha añadido: "Estoy triste, porque no me dejan trabajar".

"Me ha merecido la pena mi etapa en Osasuna y he estado encantadísimo en Pamplona", ha dicho Camacho, quien se ha mostrado seguro de que hubiese conseguido la permanencia con el equipo, como en las dos últimas temporadas. "Los objetivos son al final de temporada. Los hemos cumplido los dos últimos años y esta temporada no iba a ser menos", ha indicado.

Camacho ha señalado que "no va a haber ningún problema" para que Osasuna se salve de nuevo esta temporada, aunque ha precisado: "Vine con un objetivo, que es que Osasuna esté en Primera y Osasuna está en Primera. Yo ya no puedo dar soluciones", ha apuntado. Ha remarcado que no se esperaba la destitución: "No estoy para entender o no entender, sólo para acatar. Lo acepto, ahora me dicen que me tengo que marchar y me marcho".

El ex seleccionador nacional ha optado por no entrar en el divorcio con la afición 'rojilla': "Sólo me interesa que Osasuna sea feliz y no es mi estilo meterme con nadie. Respeto las críticas, pero sólo entiendo las críticas basadas en razones deportivas".

"Los entrenadores pagamos el fuego y pagamos el pato. Son decisiones de junta directiva y no nos compete. Siempre he estado involucrado desde el primer minuto hasta el último", ha concluido Camacho, quien ha abogado por el "apoyo" al próximo entrenador, todavía no anunciado por Osasuna aunque se baraja el nombre de José Luis Mendilíbar.

fuente:abc.es