MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -


El Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha publicado una guía informativa para que los profesores ayuden a prevenir el 'ciberbullying', o acoso a través de las nuevas tecnologías, entre los menores.

Según ha avanzado Canalda en rueda de prensa en la Asamblea de Madrid, el ciberacoso, que es el "acoso de una persona a otra por medio de tecnologías interactivas, siempre que esta actitud sea sostenida y repetida en el tiempo", afecta al 5 por ciento de lo niños europeos, según el último informe de la Comisión Europea de 21 de octubre de 2010.

La guía busca prevenir esta actuación y para ello, cuenta con varias unidades didácticas sobre la intimidad, los derechos y responsabilidades del uso cotidiano de las nuevas tecnologías.

Algunos ejemplos de ciberacoso son el envío reiterado de correos a quien no desea recibirlos, las amenazas, el envío de malware, las humillaciones frente a terceros, la difamación, el spam, la distribución de fotos trucadas por la creación de websites difamatorios.

La guía se entregará a los institutos y colegios de la región y se instará a los profesores a que busquen la colaboración de otros adolescentes para concienciar a los más pequeños de los conflictos de la web.

Según ha indicado la Institución, los adolescentes han encontrado en las TIC una nueva forma de relacionarse y de comunicarse - también de agredirse-, amparada en la soledad, frente a su ordenador o el teléfono móvil y, en la mayoría de ocasiones, sin ser conscientes de lo que sus actuaciones implican, incluso desde una perspectiva legal.

De hecho, el Defensor ha señalado que uno de los "problemas de las nuevas tecnologías" es que se elimina la "barrera de la mirada" , de manera que al no tener a alguien frente a frente no existe el "sentimiento de pena de hacer daño a alguien".

Asimismo, durante su exposición Canalda ha destacado que otro de los problemas de este tipo de acoso es que no existe el "respiro" del hogar, que daba un descanso a los menores que eran víctimas del bullying en el patio del colegio, y ha remarcado que además, se genera un "efecto bola de nieve".

Según ha destacado uno de los autores de la guía José Antonio Luengo, la guía busca dar unas pautas a los profesores para que estos trabajen con los menores, especialmente los de Educación Primaria, en la prevención de esta actividad.

Además, ha resaltado la importancia de que se impliquen en el proyecto adolescentes que trasladen a niños menores que ellos la importancia de hacer frente a esta actuación.

Según ha aseverado, siempre serán más permeables a los consejos que les den sus propios compañeros y atenderán a los riesgos que pueden correr si éstos son presentados por otros chicos que los han conocido antes.

MODO DE ACTUACIÓN

Dentro de la prevención, destaca la importancia de desarrollar acciones de trabajo y sensibilización con padres para tratar de reducir la brecha digital y dar pautas de actuación que sean comunes, señala la Institución, que apunta que la guía ofrece a los docentes un conjunto de actividades para desarrollar en el aula (unidades didácticas) con las que se puede trabajar con los alumnos distintos conceptos relacionados con la Red y las situaciones de ciberacoso.

Las unidades son: 'Intimidad y privacidad en la red', 'relaciones entre acoso y ciberacoso', 'ciberacoso', 'derechos y responsabilidades del uso cotidiano de las TIC' (incluyendo implicaciones legales de cada comportamiento), 'buen uso de la red', 'un día cualquiera en Internet' , y por último, 'opiniones de los propios adolescentes sobre Internet'.

Se trata, en definitiva, de ayudar a los alumnos a reflexionar y analizar diversas situaciones con las que pueden encontrarse y a desarrollar sus propias herramientas para afrontarlas.

En segundo lugar, se destaca la necesidad de actuar, de manera que cualquier persona que esté en conocimiento de este tipo de actuaciones lo comunique al tutor, orientador o equipo directivo y desde ese momento, se ponga en marcha un protocolo de actuación basado ineludiblemente en la máxima confidencialidad y discreción.

El protocolo de actuación frente al ciberacoso comprende la obtención de información preliminar; la valoración del caso; la elaboración de un plan de actuación, así como su seguimiento; la prevención, que ofrece pautas para que los propios alumnos puedan detectar si ellos o sus compañeros están siendo víctimas de ciberacoso y se detalla la actuación que se puede llevar a cabo con los alumnos ayudantes antes referidos.

Por último, la Guía incorpora un Anexo en el que se aportan referencias normativas, de carácter general y específico, sobre el tema del acoso y el ciberacoso así como un capítulo de referencias de páginas web que puedan serle de utilidad al centro escolar.