Barcelona, 16 feb (EFE).- El reconocido chef catalán Santi Santamaria ha fallecido hoy repentinamente a los 53 años en Singapur, han confirmado a Efe fuentes de su restaurante Can Fabes, de tres estrellas Michelín.

Santamaria se encontraba en el país asiático donde visitaba un restaurante de su propiedad que dirige su hija en la zona de Marina Bay de Singapur.

El cuerpo de Santamaria ha sido trasladado al Hospital General de esta nación del Sudeste asiático, donde permanecerá hasta que sea enviado a España.

Santamaria murió hacia las 20:30 hora local (12:30 GMT) y fue uno de sus trabajadores quien comunicó el deceso a las autoridades locales y a la Embajada de España, Fuentes diplomáticas han dicho a Efe que en principio y a la espera de las pruebas médicas, la muerte le sobrevino por causas naturales.

El jefe de cocina de Can Fabes y mano derecha de Santamaria, Xavier Pellicer, ha explicado por su parte que desconoce las causas del fallecimiento aunque, ha agregado que, al parecer, tuvo "un ataque al corazón tras desmayarse".

Asimismo, la embajada de España en Singapur ha informado que ha iniciado las gestiones para repatriar los restos mortales de Santamaria a España.

La noticia de la muerte del prestigioso cocinero ha causado una gran consternación entre sus colegas en España.

El cocinero Juan Mari Arzak ha afirmado a Efe que no tiene palabras ante la muerte de Santamaria, quien "a pesar de tanta polémica" era, ha dicho, amigo suyo "de toda la vida".

Arzak ha considerado que la pérdida del chef catalán "va a ser muy importante, porque era uno de los grandes" de la gastronomía española.

Santi Santamaria abrió su restaurante de Sant Celoni (Barcelona) en 1981 y en 1994 consiguió la tercera estrella de la Guía Michelin, convirtiéndose en el primer chef catalán que obtenía esta prestigiosa distinción.

Can Fabes pertenece al selecto grupo de hoteles y restaurantes de lujo Relais & Châteaux, en calidad de Relais Gourmand.

El chef catalán abrió posteriormente otros locales como el Sant Celoni de Madrid, que ostenta dos estrellas Michelin; el restaurante Evo (Barcelona) con una, y el Tierra de Toledo, con otra.

También era propietario de otro restaurante en Dubai, el Ossiano en el hotel Atlantis the Palm, además del de Singapur. EFE