Alcanzaría las cuatro pulgadas.

Según ha informado DigiTimes, el próximo iPhone de Apple, conocido de momento y de manera no oficial como iPhone 5, podría aumentar el tamaño de su pantalla hasta las cuatro pulgadas. Todos los modelos aparecidos hasta ahora cuentan con una pantalla de 3,5 pulgadas, aunque el iPhone 4 aumentó su resolución con la tecnología Retina Display hasta los 960x640 píxeles.
El rumor surge a raíz de los informes que han llegado a dicho medio provenientes de varios fabricantes de componentes para el dispositivo, que estaría ahora en fase de pruebas.

Con este tamaño mayor de pantalla, el teléfono podría situarse a un camino intermedio entre los teléfonos de pantalla táctil actuales y las tabletas, como el iPad (en este caso, con una pantalla de 9,7 pulgadas).
De hecho, el mismo rumor apunta a que la tendencia del mercado podría tender a la creación de sistemas móviles con pantallas de un tamaño de 4 a 7 pulgadas que crearían un nuevo segmento, lo que podría dar una nueva interpretación a los rumores sobre un iPhone Mini.

Se espera que el iPhone 5 sea presentado este año, como ha acostumbrado a hacer Apple desde el lanzamiento del primer modelo del teléfono.