El alemán ha asegurado en más de una ocasión que le gustaría vestir de rojo
En los útlimos días, Sebastian Vettel ha dejado caer toda una declaración de intenciones. El actual Campeón del Mundo afirmó que le gustaría estar en el podio de Monza con Ferrari, y que correr para la escudería de Maranello es todo un sueño. Su actual equipo, Red Bull, parece haberse tomado a bien las palabras de Vettel, y Christian Horner ya ha afirmado que el alemán es libre de soñar con Ferrari.

A finales de este año expira el contrato de Sebastian Vettel con Red Bull. La escudería austríaca ya ha asegurado que harán todo lo posible para retenerlo, pero el alemán ya ha señalado en varias ocasiones que le gustaría verse de rojo; de rojo Ferrari.

El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner, se ha negado a entrar en una serie de círculo vicioso de declaraciones. El campeón de 2010 es la viva imagen de lo que representa el Programa Jóvenes Promesas de Red Bull, y Horner ya ha afirmado que no va a "regañar" a Vettel por las declaraciones, ni va a negarle que muestre su opinión.

"Una de las cosas que fomentamos es la libertad de expresión, así que Sebastian tiene sus propios pensamientos y sus propias opiniones. Creo que cualquier piloto en algún momento de su carrera querría pilotar para el equipo rojo, y desde luego no se lo vamos a echar en cara", aseguraba el jefe de equipo de Red Bull a Press Association Sport.

"Los italianos se emocionan mucho cuando los campeones del mundo hablan
sobre Ferrari, así que quizá [Vettel] ha soñado con Ferrari, pero creo
que eso es todo".

De tan buen humor se encontraba Horner que hasta bromeó al decir que no le importaría si Vettel fichara por Ferrari antes de que el alemán se retire de la competición: "Justo antes de que se retire puede ir a Ferrari, y eso podría ser dentro de unos diez años".

De momento, la permanencia de Sebastian Vettel en Red Bull, como ya afirmaron en alguna ocasión, se asegurará gracias a un monoplaza competitivo y campeón.
Por Cristina Díaz