MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -


El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha mostrado una vez más su malestar con el calendario de partidos, asegurando que lo que le preocupa no es jugar antes o después del FC Barcelona sino hacerlo en las fechas adecuadas, por ejemplo habiéndose enfrentado este viernes al Levante, en lugar del sábado, antes de visitar el martes al Olympique de Lyon.

"Lo que para mí es importante, no me lo dan. Jugar el domingo es muy bueno para el Barça porque jugó el miércoles en Londres. A mí me gustaría jugar el como el Lyon (se enfrenta hoy al Nancy), pero en España no se juega en viernes", lamentó.

Además, añadió que éste problema es para todos los clubes de la Liga BBVA. "El Sevilla tiene que jugar el domingo y luego ir a Oporto, que no juega en el campeonato... en Alemania se hace lo mismo... en Italia... para proteger a sus equipos y eso es lo que quiero y no me lo dan", sentenció.

"Lo de darnos la posibilidad de jugar un día antes o es para engañar o no tiene significado ninguno. No veo significado en la presión, significado tienen los días que tienes para descansar. A mí no me engañan, pueden engañar a quien quieran, a mí no", indicó.

Por otra parte, aseguró que a él no le parece que los dos últimos malos resultados del FC Barcelona (empate 1-1 contra el Sporting y derrota 2-1 ante el Arsenal) sean una prueba de que los azulgrana estén en un mal momento.

"Son tropiezos absolutamente normales, es normal para un equipo con una racha fantástica de victorias empatar un partido fuera y en 'Champions' también es normal cualquier resultado por el nivel de los equipos. No estoy eufórico por pensar que empezaron una racha negativa. Estoy muy lejos de pensar eso, es fútbol y nada más", expresó.

Por otra parte, confirmó que no viajará para presenciar el partido que disputa este viernes el Olympique porque cree que los partidos que se disputan justo antes del de 'Champions' "no son los mejores para ver al rival". "Por eso me gustó ir a el otro día. Tenemos a alguien para que vaya a ver este, no veo necesidad para estar yo", recalcó.

"El Olympique es un buen equipo. Desde 2004 que les conozco han cambiado jugadores y entrenador, pero su filosofía de club y nivel de equipo, no. La eliminatoria será difícil para nosotros, pero creo que más para ellos", añadió.

Finalmente, el luso aseguró que está "contento" con el equipo ofensivo de los suyos. "No estamos marcando cuatro, cinco o seis goles cada partido, pero no puedo decir que no esté contento. Hemos tenido partidos muy difíciles y el equipo está regresando a su nivel de juego", dijo.

"El último partido en Barcelona, obviamente, me ha gustado mucho porque jugaron con muchísima concentración intensidad, disciplina, juego colectivo, defensivamente muy fuertes, saliendo bien al ataque, jugando hasta el límite de sus fuerzas. Eso me gusta mucho y me da buenas sensaciones", sentenció.