El piloto español de GP2 ha vuelto a España
Las revueltas populares en Bahréin son, ante todo, un cruento episodio en la historia de un país, pero sus ecos han afectado a infinidad de sectores y actividades, como la Fórmula 1 y otras competiciones automovilísticas. Tras la suspensión de la primera prueba de la Asia Series en el trazado de Sakhir, el piloto español Dani Clos ha logrado volver a su tierra después de vivir en primera persona los conflictos en Manama, y ha ofrecido sus declaraciones a los periodistas que poblamos la sala de prensa de Montmeló.

El piloto de Racing Engineering se muestra más bien pesimista sobre las opciones de que se disputen pruebas en Sakhir, incluido el GP de Bahréin de Fórmula 1: "Para los tests es bastante complicado que la Fórmula 1 vaya allí, creo que ya están estudiando la situación y no se van a hacer. Todo puede variar de un día a otro. Creo que esta noche ya ha sido un poco más dura que la anterior, y esta noche puede serlo más, porque el fin de semana empieza viernes, y es cuando la gente sale más a la calle".

Bernie Ecclestone ha insinuado en sus declaraciones que no tenía clara la disputa del GP en Bahréin. "Es normal. La situación allí no es fácil y de un momento a otro puede sorprender y calmarse o ir a peor, según lo que consiga el pueblo", asegura Dani.

Cuando le preguntamos si cree que la Fórmula 1 debería ir a Bahréin, el piloto catalán lo tiene claro: "Yo me he ido. Y ahora mismo no vuelvo. No por ver peligro aparente, por sentirme en peligro, sino por lo que podría pasar en un momento dado. Si te cogen en medio del conflicto, cierran el aeropuerto, endurecen las fronteras… Quedarse allí, sin saber la seguridad, en qué hotel estás, el tipo de escoltas… no lo haría".

En cuanto a la actividad de Dani en la GP2, estos conflictos le perjudican directa y seriamente: "Sí, nos ha fastidiado bastante por haber anulado o aplazado, porque aún no se sabe exactamente, la segunda carrera de la Asia Series y después la última carrera, que iba a ser con la Fórmula 1, con el GP de Bahréin. De momento no nos han dicho qué se hará, si se correrá. Ecclestone está estos días estudiando la situación para ver qué medidas tomar. Será difícil".

En todo caso, asegura no haberse sentido en peligro: "No, en peligro no. Salimos por la calle. De noche no, pero buscábamos sitios para distraernos. La gente era muy amable, te trataban de indicar rutas para alejarnos del tumulto". Esto pese a haber escuchado ecos del peligro desde su habitación del hotel: "Sí, la madrugada del jueves vimos cuando a 200 metros del hotel la policía disparaba, la gente gritaba y había tensión seria", concluye Dani.
Por Cristóbal Rosaleny