La prensa británica considera nefasta la actuación del presidente de la FIA
Un grupo de periodistas británicos se ha mostrado crítico con la actuación de Jean Todt, presidente de la FIA, durante los acontecimientos que han llevado finalmente a la cancelación del Gran Premio de Bahréin de F1.

Cuando empezaron las revueltas en el reino insular de Bahréin, el presidente de la FIA, Jean Todt, manifestó a los reporteros en el transcurso de un viaje a Irlanda que no iba a 'exagerar', y declaró que en ese momento no había razón para preocuparse "innecesariamente".

Sin embargo, cuando las protestas pacíficas comenzaron a tornarse violentas con enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, se intensificaron las voces que pedían la cancelación del Gran Premio inaugural de la temporada. Ante la presión, tanto la FIA como Todt, permanecieron en silencio.

Finalmente, a última hora del lunes, cuando la familia real de Bahréin decidió cancelar el Gran Premio, la FIA emitió un comunicado manifestando que apoyaba la decisión.

El comunicado aclaraba también que sería la organización con sede en París la que decidiría si la carrera se celebraría a finales de 2011.

El corresponsal del Daily Telegraph, Tom Cary, describía la situación como una "completa desorientación por parte del órgano deportivo". Para Cary existe una razón que explica el comportamiento de Todt. Según él, la relación del francés con Bahréin es "particularmente sensible". La familia real tiene "fuertes lazos" con el presidente de la FIA.

Asimismo, el periodista añadió que el segundo hijo del rey de Bahréin es un miembro del Consejo Mundial del Motor de la FIA que jugó un papel "clave" en la elección de Todt en 2008, y que el príncipe heredero es "un accionista del equipo de GP2 de Nicolas y Jean Todt".

Por otro lado, un periodista de The Mirror, Byron Young, ha descrito las declaraciones de la FIA como "tardías" e "irrelevantes", mientras que Ian Parkes, que cubre la F1 para la Press Association, escribió en Twitter al recibir el comunicado: "La FIA finalmente habla".

Young describió a la FIA como "peor que inútil", al menos en lo relativo al asunto de Bahréin, y prosiguió: "Se puede criticar a Max Mosley por muchas cosas, pero era un buen líder. Todt ha sido hasta ahora 'Mr. Invisible'".

Por último, Kevin Eason, de The Times lamentaba a través de Twitter: "Sigo diciendo que la falta de liderazgo de la FIA ha sido pasmosa. ¿Dónde está Max (Mosley) cuando se le necesita?".
Por Dani Pérez Corona