Webber: "No creo que las dos semanas extra marquen una gran diferencia"
Pese a que algunos, como Hamilton, ven positivo el retraso en la inauguración del Mundial 2011 porque da tiempo extra a los equipos para prepararse, otros dudan de que el aplazamiento sea ventajoso para escuderías como Mercedes GP y McLaren.

Webber y Coulthard no creen que el retraso del Mundial beneficie a las escuderías en aprietos. El piloto australiano de Red Bull, Mark Webber, siente que quince días es muy poco tiempo para que las cosas mejoren en Mercedes o McLaren: "No creo que las dos semanas extra marquen una gran diferencia. Es igual para todos. Siempre estamos preparados para correr en dos semanas".

Y eso a pesar de que Lewis Hamilton apuntó que la cancelación del Gran Premio de Bahréin les venía muy bien: "Tenemos más tiempo", aseguraba el británico de McLaren, escudería que no ha demostrado la competitividad deseada en la pretemporada. "Tenemos que ponernos al día y no nos queda mucho tiempo hasta el inicio de la temporada", añadía Hamilton.

Opina lo mismo el ex piloto y ahora comentarista de la BBC, Martin Brundle: "Estas dos semanas ayudarán a algunos equipos que tenían dificultades para hacer coches rápidos y fiables."

En cambio, su actual compañero en la BBC, el también ex piloto David Coulthard, no cree que esas dos semanas vayan a ser beneficiosas sólo para los equipos que presentan más dificultades: "No estoy necesariamente de acuerdo con Martin sobre este tema".

"Según los datos que tengo, parece que Ferrari y Red Bull están a la cabeza, así que según lo que él dice, McLaren y Mercedes se beneficiarían del retraso. Bueno, McLaren tendrá dos semanas extra en la fábrica, pero también las tendrá Ferrari. Y a falta de una sola semana de entrenamientos, no tendrán más tiempo en la pista para probar la fiabilidad", escribe en su columna de The Telegraph.
Por Héctor Campos y Andrea Muñoz