Quieren aumentar la afluencia de espectadores al Gran Premio
Malasia podría acoger una carrera nocturna antes de que su actual contrato con la Fórmula 1 expire en 2015. El objetivo es detener la pérdida de espectadores que el trazado asiático ha padecido durante los últimos años.

En opinión del director del circuito de Sepang, Razlan Razali, la carrera debería celebrarse de noche, ya que la experiencia del GP de Singapur, les hace pensar en que pueda repetirse el éxito en su circuito.

Razali ha admitido a AFP que el evento "ha perdido su encanto" desde que entrara en el calendario en 1999. Además, declara que el éxito de la carrera nocturna de Singapur, en un trazado urbano iluminado en toda su extensión por los focos, ha repercutido negativamente en el GP malayo.

Además, se refirió a la televisión como otro de los factores que juegan en contra de sus intereses: "Es nuestra mayor competidora, ya que mucha gente prefiere ver la carrera desde la comodidad de sus hogares".

A pesar de que Sepang ofrezca algunas de las entradas más baratas de todo el calendario de la F1, Razali desveló que en 2010 menos de 100.000 espectadores asistieron a la cita de tres días, en un circuito que a su juicio "parece anticuado".

En este sentido, admitió que la asistencia de público este mes de abril podría ser incluso peor y recalca la importancia de que el gobierno le ofrezca alguna respuesta a su petición de financiación para realizar obras que renueven la apariencia del circuito.

"Cuando llueve, (el techo de la tribuna) gotea. La gente no está contenta. El circuito fue construido en un tiempo récord, pero desgraciadamente se hicieron algunas chapuzas y un mantenimiento deficiente", agregó Razali.

El director del circuito cree firmemente que una posible solución rápida que podría ayudar a aumentar la asistencia de espectadores a las carreras, sería la de organizar una carrera nocturna: "Podríamos hacer una carrera nocturna antes de renovar el contrato en 2015. Quizás atraiga más gente, ya que la temperatura por la noche desciende".
Por Dani Pérez Corona