Correr en Bahréin a finales de año es un gran reto logístico para los equipos
Las revueltas sociales han acabado con la suspensión temporal del GP de Bahréin, pero la voluntad de la F1 es dar cabida al Gran Premio en algún otro momento de la temporada. Una posibilidad sería correr a finales de año, lo que significaría celebrar tres carreras en tres semanas. ¿Sería viable para los equipos?

Parece improbable que el GP de Bahréin se celebrara en el ecuador de la temporada, debido a las altas temperaturas del desierto de Bahréin. Sin embargo, una carrera a finales de año, en las fechas próximas al evento de Abu Dhabi, parece más posible.

Pero solucionar este problema no es tan sencillo, ya que de dar cabida al Gran Premio al final de la temporada obligaría a las escuderías a afrontar tres semanas de carrera sin interrupciones, todo un reto logístico para los equipos.

Norbert Haug, de Mercedes GP, es contrario a esta propuesta. El alemán ha admitido recientemente que le preocupa el calendario, ya que ve que no hay espacio para la carrera de Sakhir. "No creo que sea factible", ha dicho Haug en relación al reto logístico de afrontar tres Grandes Premios consecutivos. "Uno debe pensar antes de nada en el equipo."

El piloto de Virgin, Timo Glock, valora los pros y los contras de ir a Bahréin al a finales de temporada. Glock considera que los pilotos podrían correr sin problemas, pero es consciente de que en la Fórmula 1 no sólo compiten 24 hombres enfundados en un mono. "Los pilotos podríamos hacerlo, yo no tendría ningún problema", ha dicho el alemán. "Pero para el equipo y los mecánicos sería muy, muy difícil... La decisión está en mano de quienes las toman, y con suerte los equipos también podrán opinar".

Las opiniones de Haug y Glock contrastan con la de Christian Horner. En declaraciones a la BBC, el británico dejó claro que "no hay nada imposible". "Sin duda sería un reto", dijo el jefe de Red Bull.
Por Martí Muñoz