MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS)

La exuberante modelo rusa no solo ha cambiado a su impresionante novio futbolista por un atractivo compañero de profesión, sino que también se ha permitido el lujo de quitarle el puesto de trabajo a la guapísima Michelle Jenner. Irina Shayk ha vuelto a posar muy sugerente, esta vez para la firma de calzado XTI.

Hace poco la veíamos paseando su escultural cuerpo por las playas de Hawaii y Filipinas en uno de los posados más explosivos para la portada de 'Sports Illustrated' y esta semana la novia de Cristiano Ronaldo se ha convertido en la nueva encargada de promocionar calzado junto al modelo Arthur Sales en una sensual sesión de fotos.

Muy sugerente y enredada entre las piernas de su compañero, Irina Shayk se ha dejado querer por otro que no es el jugador portugués del Real Madrid. La belleza rusa presume de piernas luciendo sandalias, botas, bailarinas y peep-toes, el calzado que triunfará esta temporada de primavera-verano 2011, de la mano de XTI.

Con poca ropa y taconazos, la rusa deja clarísimo el por qué de su título de 'la mujer más sexy del mundo'. Esta nueva campaña se suma a los inacabables contratos publicitarios que la exitosa novia de Cristiano Ronaldo tiene en su haber.

Quizá sea mérito suyo, a la vista está su exótica belleza y su envidiable figura, pero lo cierto es que la mediática relación que mantiene con el luso desde hace ya un año, seguramente tenga algo que ver. De hecho, se dice que la pareja podría contraer matrimonio este verano e incluso algunos medios se atreven a asegurar que la joven está embarazada.