"No con obsesión"

Elude el tema del dopaje: "No entiendo lo que dices, no quiero entender y tengo rabia de quien entienda" "Esta eliminatoria es fundamental, la que hace que la gente empiece a soñar"

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, ha reiterado que la "tranquilidad", la "naturalidad" y la "ilusión" son las premisas para afrontar la Liga de Campeones, y no la "obsesión", recalcando que el conseguir el título es el gran objetivo para la temporada, pero que, si no se logra, lucharán por él la próxima campaña de nuevo.

"Si el Real Madrid que ha ganado nueve está obsesionado... imagina los que no han ganado nunca. El Real Madrid no tiene que estar obsesionado, sino tranquilo, la 'Décima' llegará con naturalidad, no con obsesión", resaltó Mourinho en rueda de prensa.

Así, comparó la situación con lo que ocurrió con su Inter de Milán la temporada pasada. "Teníamos mucha ilusión de llegar a la final y jugamos contra un equipo que tenía la obsesión (Barcelona) y se clasificó el que tenía la ilusión tranquila de llegar", recordó.

"Trabajando bien llegaremos, si no este año, el próximo. Tenemos que luchar para intentar que sea este año, pero si no será el próximo. No es un problema grave, grave, grave es el problema en Japón", valoró.

De cara al duelo ante el Olympique de Lyon del miércoles explicó que tanto el club como él mismo se juegan mucho. "El Real Madrid es el campeón de los campeones, no necesita ganar ninguna más para serlo, pero obviamente quiere hacerlo. Mourinho es uno de los tres que ha ganado la competición dos veces con dos clubes, si no gana nunca más seguirá en la historia, pero quiere ganar por tercera vez. Nos jugamos muchísimo, pero si las cosas van mal la historia no se puede olvidar", argumentó.

NO CONFIRMA SI RONALDO JUGARÁ.

Respecto al partido, rechazó confirmar si Cristiano Ronaldo jugará o no, a la espera de lo que suceda en el último entrenamiento. "No soy doctor ni jugador y necesito de los médicos y las sensaciones del jugador para saberlo. Después del entrenamiento decidiremos, no voy a esperar hasta mañana, porque no me gusta decidir el día del partido", señaló.

Así, el portugués recalcó que no se trata de "esconder", si no de ver si el jugador está en condiciones de jugar. "Tengo una idea del partido, tengo un 'plan' de juego, las ideas claras. Si está, jugará. Si no, no jugará un jugador fenomenal que podría decidir la eliminatoria, pero tenemos un equipo", añadió, esperando que el luso sí estará.

Respecto a ese planteamiento, Mourinho bromeó con las palabras del presidente del Olympique de Lyon, Jean-Michael Aulas, que opinó que el Real Madrid saldrá a defender el 0-0.: "Como dice Aulas, nos meteremos atrás a esperar que Casillas pare todo. A lo mejor tiene razón y nos quedamos atrás".

Y es que su equipo cuenta con la "ventaja" de que ahora mismo está clasificado, y no cree que juegue "ni a favor ni en contra" la mala racha del Real Madrid en octavos ni su buena marcha en la competición, porque "cada partido es único, con una historia única y completamente aislados de lo que ha pasado en los años anteriores".

"La eliminatoria está abierta. Obviamente tenemos una ventaja, porque cuando el partido comienza estamos por delante, pero son cosas mínimas. El partido de mañana es el que decide, no la historia", expresó.

MENSAJE A LA AFICIÓN: "AHORA ES EL MOMENTO DE LA VERDAD"

El técnico madridista sí considera clave el apoyo del público: "La afición debe jugar, fuera de casa siempre jugamos contra 12, en Milán, Lyon, Auxerre... En cualquier estadio en 'Champions' tienes dificultades contra el adversario".

"El Bernabéu que conozco es tranquilo, que aplaude a su equipo cuando juega muy bien, pero hasta ahora no he visto un Bernabéu que se pueda decir que ha 'jugado'. Me han dicho que en el momento de la verdad el Bernabéu está y mañana éste es el momento de la verdad. La respuesta del equipo este año ha sido siempre muy buena y si la gente puede estar con nosotros será mucho mejor", resaltó.

Y es que para Mourinho esta "eliminatoria es fundamental", la que marca que un equipo tenga la "sensación de que se puede", de que falta "poco". "Es una eliminatoria psicológicamente importante, porque cambia las sensaciones. La autoestima es altísima y la gente comienza a soñar", opinó.

Por otra parte, y hablando de nombres propios del rival, destacó a Lisandro López, "un jugador óptimo, importante y peligroso", pero que no juega solo, ya que avisa de que "el Lyon es un equipo muy bueno y bien organizando, que ya en la ida fue muy competitivo".

Además, valoró el buen momento de Karim Benzema, considerando que el mayor responsable de su mejoría es él mismo. "No sé por qué ha mejorado, creo que el principal responsable es él mismo, después los otros jugadores, que le han influido positivamente. Yo también les presiono para que jueguen juntos al máximo nivel, también Zidane... creo que el responsable máximo es Karim", repitió.

Finalmente, eludió referirse al tema del dopaje que ha surgido en las últimas horas,. "No entiendo lo que dices, no quiero entender y tengo rabia de quien entienda", fueron sus últimas palabras al respecto.