Red Bull encuentra la solución al bajo rendimiento de Webber
Helmut Marko parece haber encontrado la solución al precario rendimiento de Mark Webber en el Gran Premio de Australia: un chasis defectuoso pudo ser el culpable de las desgracias del australiano, incapaz de seguir el ritmo de su compañero de equipo en todo el fin de semana. Y no sólo los tiempos eran peores para el RB7 de Mark, sino que sus neumáticos también se desgastaban misteriosamente más rápido.

Mark Webber no podía creer el sábado que su compañero de equipo, Sebastian Vettel, fuera casi nueve décimas más rápido que él en la clasificatoria. Su cara era un poema, y en las declaraciones a la prensa aseguraba no entender el motivo de su lentitud. Pero al día siguiente, en la carrera, la situación no mejoró: mientras Vettel volaba en cabeza, él caía en picado al pelotón. Los cuarenta segundos de diferencia final en la línea de meta fueron como una bofetada que le decepcionó profundamente. Tenía que haber algún motivo, por hasta hoy no sabía cuál.

Helmut Marko, director deportivo de Red Bull Racing, puede tener la respuesta a las desgracias de Mark: "Webber tuvo algunos problemas con el chasis", asegura a la televisión alemana RTL. "Ni los neumáticos duros ni los blandos funcionaron realmente con él. El desgaste en sus neumáticos también fue significativamente mayor que el de Sebastian".
Por Héctor Campos