MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -


El piloto español Dani Pedrosa (Honda) deberá volver a pasar por el quirófano tras la disputa del Gran Premio de España, segunda cita del Mundial que se celebra este fin de semana en Jerez de la Frontera, para solucionar sus molestias en el brazo izquierdo.

El doctor Eusebio Sala Planell, especialista en angiología y cirugía vascular, ha realizado pruebas complementarias al catalán y se ha decidido que vuelva a ser intervenido quirúrgicamente aprovechando el parón de un mes del Mundial, debido al aplazamiento del Gran Premio de Japón.

A Pedrosa se le ha diagnosticado "una compresión intermitente de la arteria subclavia, causante de la pérdida de fuerza y sensibilidad en el brazo izquierdo", según el parte médico facilitado por el equipo Repsol.

El de Castellar del Vallés ya fue intervenido el pasado mes de octubre para fijar una doble fractura en la clavícula izquierda por su caída en el Gran Premio de Japón. En la nueva operación, le extraerán la placa de titanio y los tornillos que la fijaron con el objetivo de liberar la compresión arterial para que pueda iniciar de inmediato la rehabilitación y volver en Portugal (1 de mayo).

El piloto reconoció estar "tranquilo" tras conocer el diagnóstico. "Nunca es agradable tener que meterse en quirófano, pero llevábamos mucho tiempo buscando respuesta a los efectos de esta lesión y estoy tranquilo, porque finalmente sabemos lo que pasa", apuntó.

De todos modos, ahora quiere "trabajar para preparar lo mejor posible el Gran Premio" de Jerez, una carrera "especial". "La afición siempre está ahí para darte ese punto extra y espero que me ayude, como siempre", indicó.

Por último, Pedrosa, tercero en Losail, confía en tener fortuna en la carrera de 'casa'. "El circuito me gusta, siempre se me ha dado bien y lo afronto con la idea de dar el máximo y conseguir el mejor resultado posible en mis condiciones actuales", finalizó.