Evita los radicales libres de las comidas. Su acción es nociva para la salud, ya que su presencia está vinculada al envejecimiento y al desarrollo de algunos tipos de cáncer, entre otras enfermedades degenerativas.