Los higos son ricos en vitaminas A, B y C y en minerales como el potasio, el calcio y el magnesio. Es un fruto especialmente recomendable para los estudiantes y, en general, para aquellos que están sometidos a un gran desgaste intelectual