El café estimula el sistema nervioso central, reduce la sensación de cansancio y mejora el estado de alerta y concentración, pero también previene las enfermedades neurodegenerativas y algunos tipos de cáncer y tiene efectos beneficiosos para la salud cardiovascular.
Así se pone de manifiesto en el libro 'Café y estilo de vida saludable", una revisión bibliográfica promovida por el Centro de Información Café y Salud. El consumo moderado de café es un aliado desconocido para nuestra salud ", aseguran los expertos del Centro, que destacan que su capacidad antioxidante puede ser un factor protector frente a un gran número de enfermedades en las que está implicado el estrés oxidativo de las células. Además, puede tener efectos beneficiosos en el aparato digestivo, especialmente en la incidencia de algunas de las enfermedades más frecuentes del hígado y la vesícula biliar.

Aunque durante muchos años se ha puesto en duda si el consumo de café era un hábito saludable, en la actualidad "existen evidencias científicas suficientes como para determinar que el consumo moderado y regular de café, además de formar parte de una dieta equilibrada, tiene efectos beneficiosos en el organismo", afirman los expertos.

Consumo moderado

Antonia Lizarraga, especialista en Educación Física y Deporte y una de las autoras de libro, ha asegurado que no hay motivos para eliminar el consumo de café como parte de una dieta equilibrada siempre y cuando éste sea moderado, es decir, equivalente a 3 ó 4 tazas diarias. Además de cafeína, el café contiene otras sustancias como vitaminas, minerales y antioxidantes, por lo que, en función de la cantidad y regularidad de las ingestas, podría ser considerado un alimento funcional.

Según se ha puesto de manifiesto durante la presentación del libro, la mayoría de los estudios epidemiológicos realizados hasta el momento han encontrado una menor incidencia de enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson y el Alzheimer, en los bebedores habituales de café. "Los efectos beneficiosos del café en la prevención de la neurodegeneración parecen claros", asegura Rafael Franco, Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular y coautor del libro.

Además, el consumo de café antes de realizar una actividad deportiva puede suponer ventajas como una menor sensación de fatiga y una mayor predisposición y motivación a la hora de iniciar el esfuerzo. Tras el esfuerzo físico, su consumo también puede tener cierto efecto beneficioso, ya que puede ayudar a una reposición más rápida y eficaz del glucógeno muscular y, por tanto, a la recuperación óptima del músculo tras el esfuerzo", según Lizarraga.