MADRID, 23 Abr. (EUROPA PRESS) -

El jugador español de Schalke 04, Raúl González, ha hablado sobre las semifinales que jugará su equipo ante el Manchester United y la posibilidad que tiene de jugar la final de Wembley, algo que sería "la leche".

"Nunca he jugado en Wembley y sería la mejor oportunidad para hacerlo. Este año estoy haciendo muchas cosas que nunca había conseguido, como marcarle al Bayern Munich o al Inter. Ahora, estar en la final en Wembley, uno de los mayores estadios junto a Maracaná, sería perfecto, aunque fuera como aficionado viendo al Madrid", comentó el futbolista en una entrevista a The Guardian, recogida por Europa Press.

En cuanto al rival al que se quiere enfrentar en la final, el delantero tiene dudas. "Jugar contra el Madrid sería extraño. De hecho, si me garantizan que voy a ganar la final incluso sería mejor jugarla contra el Barcelona. Si no la voy a ganar, que sea contra el Madrid", explicó el antiguo capitán blanco.

Para jugar la final, el Schalke primero tendrá que eliminar al Manchester United en semifinales. "Soñamos con ganar al Manchester y lo vamos a intentar por todos los medios. Sabemos que no podemos dejar pasar una oportunidad como esta y tenemos que manejar la presión como podamos. Si el Manchester se relaja en algún momento ahí tenemos que estar nosotros", dijo.

Raúl está muy contento con el progreso que están realizando sus compañeros de equipo. "Farfan es muy rápido y hábil y Jurado está creciendo mucho, se está adaptando bien al equipo. Además, Neuer es un portero realmente bueno; yo no lo conocía hasta que llegué aquí, pero es un portero muy completo que puede llegar a superar a Casillas", comentó.

El 7 del Schalke también habló sobre su salida del Real Madrid y comentó que había sido muy duran, pero necesaria. "El año pasado en Madrid fue maravilloso, es mi club y siempre seré madridista, pero llegó a un punto en el que tenía que escapar. Ser el capitán del Madrid durante tanto tiempo ha sido un verdadero honor, pero también una gran responsabilidad y necesitaba otra cosa para ser feliz", explicó