Aunque el resultado pueda indicar lo contrario, el tenista español tuvo rival en Dodig que, salvo al comienzo del primer set, no se deó intimidar en el momento más importante de su carrera

Rafa Nadal agiganta su leyenda a marchas forzadas. Un juego preciso, sin errores, le ha permitido vencer 6-3, 6-2 a la revelación del torneo, Ivan Dodig, y conseguir la victoria número 500 de su carrera. En su sexta final en Barcelona, la número 60 de su palmarés, le espera David Ferrer, que atraviesa un momento dulce.





marca