José Mourinho llegó con el discurso bien preparado y bien estructurado a la sala de prensa del Santiago Bernabéu: expuso los hechos, los argumentó y sacó sus conclusiones en una sala de prensa abarrotada. El escenario y el tono de Mou prometían. Y no defraudó. El argumento, las famosas palabras de Pep Guardiola sobre el gol bien anulado en la Copa. Pero el guion del técnico nunca había incluido un tono tan irónico y crítico contra el técnico del Barcelona. Tras la comparecencia del entrenador del Real Madrid, se generó una enorme expectación por ver la respuesta de Guardiola. Pep no defraudó a nadie. Aceptó el desafío y contestó al preparador portugués como nunca había hecho. Ayer seguramente vimos al verdadero Guardiola. Esa persona visceral, que tiene su genio y muchas cosas que decir cuando le buscan.
José Mourinho

"Con las críticas de Pep al acierto del árbitro en la final de Copa entramos en una nueva era"

Pero vayamos por partes, por orden cronólogico. A las 14.45 horas aparecía Mourinho junto a Marcelo en una abarrotada sala de prensa. Más de media hora duró la comparecencia de ambos ante los medios de comunicación, aunque el que acaparó más tiempo fue el luso, que arremetió contra Guardiola nada más empezar la rueda de prensa. "Con las palabras de Pep entramos en una nueva era. Hasta ahora, había dos grupos de entrenadores. Uno muy pequeñito que no habla de árbitros y otro grande en el que estoy yo, que critican cuando tienen errores importantes porque somos gente que no controlamos la frustración. Ahora tenemos un tercer grupo que sólo tiene una persona, que es él, y que critica el acierto del árbitro. Eso nunca lo había visto en el mundo del fútbol", subrayó.

El técnico del Real Madrid hizo memoria y con su habitual ironía recordó las veces en las que entrenando al Chelsea o al Inter de Milán se vio perjudicado por las decisiones arbitrales. "Su mensaje tiene profundidad. Para mí es consecuencia de una cosa, de que en su primera temporada como entrenador él vivió el escándalo de Stamford Bridge y a partir de ese momento no está contento con el acierto de los árbitros. El año pasado jugó ante el Inter más de una hora con uno más y este año en Copa, una decisión fantástica y correctísima de un árbitro, la critica", señaló. No se detuvo ahí Mourinho, que también apuntó que "este año estaba con un pie fuera y pasó lo que pasó".

La cara deconocida de Guardiola
Cinco horas y cuarto después, a las 20.00 horas el que aparecía en una sala de prensa tan abarrotada como la de Mourinho era Guardiola, que a diferencia del preparador blanco, lo hizo sin nigún jugador, ya que Javier Mascherano lo había hecho una hora y media antes. No se anduvo por las ramas el catalán. "Nos enfrentamos en el campo. Fuera de él ya nos han vencido. Le regalo su Champions particular. Ahí han ganado durante toda la temporada. No voy a salir con agravios comparativos porque no acabaríamos nunca y no tengo secretarios generales ni gente que me apunte. En esta sala, él es el puto jefe, el puto amo. Y no voy a competir", declaró.
Pep Guardiola

"El partido fuera del campo lo gana él. Ahí Mourinho es un fenómeno"

El entrenador azulgrana prosiguió con su andanada contra Mourinho y también hizo memoria para recordar que "él me conoce y yo le conozco. Estuvimos cuatro años juntos. Si quiere puede hacer más caso a la prensa de amigos de Florentino y a la central lechera que a la amistad que tenemos. Que haga lo que le plazca". También tuvo palabras el de Sampedor para Sergio Ramos, que el lunes se manifestó en la misma línea que Mou y le criticó por sus declaraciones sobre el equipo arbitral de la final de Copa: "Ya he visto que no salieron de él y se las soplaron". Eso sí, antes de terminar, volvió a arremeter contra el portugués. "El partido fuera del campo lo gana él. Ahí es un fenómeno. Yo no sé jugar este partido y si quieren que lo haga que busquen a otro entrenador. Siempre está sembrando dudas por todos los temas. Nosotros venimos a competir", insisitó Guardiola






marca