Mantén a raya los nervios comiendo plátanos. Su contenido en vitamina B6 aumenta los niveles de serotonina en la sangre, una sustancia relajante que ayuda a controlar el estrés y la ansiedad.