La Scuderia propone ideas nuevas y arriesgadas para recuperarse
Ferrari entona el 'mea culpa': los pobres resultados en las tres primeras citas del mundial 2011 no han sido casualidad ni fruto de factores externos. En una entrevista concedida a Corriere della Sera, Nikolas Tombazis apunta los dos principales problemas de Maranello en este arranque de 2011: una mala calibración del túnel del viento y una metodología de trabajo demasiado conservadora.

Tenían razón los expertos que señalaron recientemente que Ferrari se había acomodado en el tradicionalismo: sin una idea innovadora en años, los de Maranello parecían poco dados a sorprender en sus diseños mientras sus rivales en la F1 eran pioneros en los dobles difusores, los F-duct y los escapes soplados. Siempre lo negaron, pero ahora el jefe de diseño, Nikolas Tombazis, parece reconocerlo.

"Teníamos problemas en la metodología de nuestro trabajo. No es fácil reconocerlo, pero en los últimos años nos hemos vuelto más conservadores, menos agresivos con las mejoras, y hemos llevado a cabo ideas menos valientes", comenta Tombazis en la página web de la Scuderia.

"Desgraciadamente, no podemos decir que esta acusación esté completamente infundamentada", reconoce Tombazis. "Tal vez fuimos demasiado pasivos en nuestro enfoque; no empujamos lo suficientemente fuerte en algunas áreas de desarrollo y, desafortunadamente, los resultados pueden verse en la pista".

El equipo de Maranello ha estado intentando llegar al fondo del problema de calibración de su túnel del viento, pero el diseñador jefe ha asumido la opinión de los especialistas que piensan que Ferrari también debe volver a tomar la iniciativa en el área de innovación técnica.

Sin embargo, asegura que todo cambiará desde el Gran Premio de Turquía, que se disputará este fin de semana en el trazado de Estambul. Ferrari prepara soluciones para salir de su crisis particular. Serán sólo las primeras novedades de una serie de actualizaciones que veremos de aquí en adelante: "Tendremos nuevos alerones delanteros y traseros, y modificaciones en los frenos", asegura Nikolas. Los resultados, asegura, no serán milagrosos ni los veremos directamente en Turquía, sino progresivamente.

"Estaremos más cerca en Turquía, pero dudo de que estemos donde deberíamos estar. La idea es introducir mejoras en cada carrera. Somos conscientes de que dichas mejoras tienen que ser valientes".
Por Dani Pérez Corona y Héctor Campos