ARROZ A LA CUBANA
Personas:
6
............................
Ingredientes :
500 g de arroz
50 g de mantequilla
6 huevos
6 plátanos medianos
Aceite
Sal
............................
Tiempo (minutos):
30 Elaboración:
Pon agua abundante, sin sal, en una cacerola. Cuando rompa a hervir, echa el arroz, limpio pero sin lavar (se puede limpiar en seco, con un trapo de cocina limpio). Remueve con una cuchara de madera y cuece a fuego vivo 15 minutos.
Lava el arroz, poniéndolo en un colador grande, bajo el chorro de agua fría.
Fríe los plátanos en aceite, cortados en dos y a lo largo.
En una cacerola pon a calentar la mantequilla y echa el arroz bien escurrido, sazona y rehoga muy bien.
Fríe los huevos de uno en uno.
Coloca el arroz, encima medio plátano y al lado el huevo.
TRUCHAS CON LECHUGA
Personas:
4
............................
Ingredientes :
4 truchas
8 hojas de lechuga
1/4 de cebolla
120 g de champiñones
sal
pimienta
............................
Tiempo (minutos):
20 Elaboración:
Limpiamos las truchas y las salamos por dentro y por fuera.
Pelamos la cebolla y la picamos muy finita, lavamos la lechuga y la secamos aplastándola un poco para que quede más blanda.
Extendemos las hojas de lechuga de dos en dos y ponemos sobre ellas la cebolla y la mitad de los champiñones.
Sobre cada par de lechugas ponemos una trucha la cubrimos con los champiñones restantes y se cierra con los bordes de la lechuga.
Ponemos los rollos y los cocemos al vapor durante 20 minutos.
Las servimos calientes.
BUñUELOS
Personas:
6
............................
Ingredientes :
1/2 kilo de harina
1 sobre de levadura
Azúcar
Aceite
Sal
............................
Tiempo (minutos):
30 Elaboración:
En un recipiente con medio litro de agua templada y un pellizco de sal se deslíe la levadura, agregando después la harina, poco a poco, y mezclándolo todo con las manos.
La masa se tapa con un paño y se deja reposar en un lugar templado hasta que haya doblado su volumen. Se toman pequeñas porciones de masa, se moldean un poco con ayuda de dos cucharas y se fríen en una sartén con abundante aceite caliente. Cuando los buñuelos estén bien dorados se sacan de la sartén y se espolvorean con azúcar, se sirven calientes.