Whiting no descarta que la protesta se produzca antes del fin de semana
El director técnico de la escudería Hispania Racing, Colin Kolles, no está de acuerdo con la política de la FIA de permitir los difusores soplados en Mónaco. Kolles ha amenazado con protestar en el Principado por lo que él llama "un sistema ilegal" que actualmente usan ocho escuderías de la parrilla, aunque podría no encontrar respaldos al no pertenecer a la FOTA.

Antes del Gran Premio de España, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) decidió prohibir los difusores soplados, pero tras escuchar las alegaciones de las escuderías, decidieron rectificar y permitir el uso de tal sistema hasta la carrera en Montecarlo este fin de semana.

"Si esto [el difusor soplado] no es para antes de Mónaco, no tenemos otra opción que hacer una protesta", aseguraba Colin Kolles a la BBC. Incluso el director de carrera, Charlie Whiting, afirmó en el Circuit de Catalunya que no se descarta la protesta antes de este próximo fin de semana.

Sin embargo, Hispania podría no tener apoyo por parte de las otras escuderías, ya que es el único equipo de la parrilla que no forma parte de la Asociación de Equipos de la Fórmula 1 (FOTA). "Habría pensado que Kolles tenía mayores problemas que el difusor soplado en este momento", señalaba el jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner.

Si el director técnico de Hispania sigue adelante con sus planes, la protesta afectaría a un total de 16 monoplazas, los coches que sí llevan montado el difusor soplado. Así, Red Bull, McLaren, Ferrari, Mercedes, Lotus Renault, Toro Rosso, Williams y Team Lotus podrían verse perjudicados por las acciones emprendidas por Kolles.
Por Cristina Díaz