Pero el alerón móvil podrá ser usado en la recta de meta para adelantar
El director de carrera de la FIA, Charlie Whiting, ha escrito una carta a la Asociación de Pilotos de Grandes Premios en la que se confirmaba que el DRS estará prohibido en la zona del túnel en Mónaco. No obstante, el alerón móvil se utilizará en la recta de meta para adelantar y podrá ser usado en las demás áreas tanto en los libres como en la clasificación.

Los pilotos de la parrilla ya mostraron, semanas atrás, su preocupación ante el efecto que el DRS podría provocar en las estrechas calles de Mónaco. Los verdaderos protagonistas de la Fórmula 1 acordaron pedir la prohibición del alerón móvil en la prueba del Principado, ya consideran que el uso de este sistema podría ser peligroso. Tras leer y releer la instancia de los pilotos, la FIA ha dictado sentencia: el DRS estará prohibido en la zona del túnel pero podrá ser usado en cualquier otra zona del trazado urbano en los libres y la clasificación.

Según informa Autosport, el máximo organismo de la competición ha contemplado la peligrosidad que supondría activar el alerón móvil en la zona del túnel. El director de carrera de la FIA, Charlie Whiting, ha escrito una carta a la Asociación de Pilotos de Grandes Premios (GPDA) en la que se explica la decisión tomada por la federación. Whiting aseguró que, para evitar que un piloto se vea forzado a arriesgar en la curva a derecha de la entrada del túnel y así ganar velocidad, lo más efectivo era vetar el DRS en esa zona.

"Éramos conscientes de las preocupaciones de los pilotos sobre el uso y lo he hablado con ellos en algunas ocasiones. Estaba bastante claro que la mayoría preferían no usarlo en Mónaco", señalaba Whiting en España días atrás.

Sin embargo, los pilotos pedían la total anulación del alerón móvil a lo largo de todo el trazado monegasco, pero la FIA, finalmente, ha decidido mantener el DRS en las demás áreas. La zona de adelantamiento será la recta de meta, lo que deja una distancia de 300 metros para poder usar el sistema y pasar al monoplaza que haya delante, siempre y cuando se encuentre a menos de un segundo.

La semana pasada, el propio Whiting comentó que no creía que la seguridad estuviera tan en peligro como para prohibir el alerón móvil en todo el trazado. Tras el anuncio de la FIA, la decisión no ha agradado a todos los pilotos. "En mi opinión, están queriendo que pase algo malo. Y cuando pase, solo dirán, 'oh, el próximo año no lo tendremos para Mónaco'", aseguraba Rubens Barrichello, molesto por la resolución de la FIA.

El ex piloto de Fórmula 1, David Coulthard, asegura que tanto la FIA como la GPDA tienen razón en sus demandas. "La prohibición parece un compromiso razonable. Con las virutas de goma que producen estos neumáticos, atreverse a ir fuera de la línea de carrera en un espacio tan estrecho podría ser catastrófico. Mejor no tener la tentación", escribía el escocés en su columna de The Telegraph. Por su parte, el jefe de equipo de Renault, Eric Boullier, se desmarca de la opinión de los pilotos. "El piloto tiene que juzgar donde puede activar el DRS con total seguridad", afirmaba el francés.
Por Cristina Díaz