Asegura que Red Bull está dando espectáculo y emoción
Christian Horner no cree que su equipo esté matando la emoción en la Fórmula 1: "Mi trabajo es tratar de ganar, no hacer este deporte más interesante", asegura sin remordimientos por haber ganado cuatro de las cinco carreras disputadas hasta la fecha. El patrón de Red Bull Racing no cree, de hecho, que la Fórmula 1 sea aburrida: "Hasta ahora hemos tenido carreras fantásticas y emocionantes".

Cuarenta y un puntos de ventaja sobre Lewis Hamilton; Sebastian Vettel parece encaminado hacia su segundo título mundial (ver clasificación mundial). Los Red Bull parecen imbatibles, y los aficionados creen que podría tener consecuencias negativas para este deporte, al restarle emoción al mundial en sus primeros compases. Pero para Horner, nada más lejos de la realidad; el mundial es muy largo y todavía puede haber muchas sorpresas: "En Montreal creemos que los equipos motorizados por Mercedes serán muy competitivos, y creo que será bien diferente de un circuito a otro", asegura.

De momento, no se le puede echar la culpa a Red Bull Racing por ser los mejores. Horner se encoje de hombros; es para lo que le pagan. En cualquier caso, asegura que incluso tras ganar cuatro de las cinco carreras disputadas hasta hoy, su escudería ha dado mucha y buena emoción sobre la pista: "Sebasian ha tenido que trabajar duro por sus victorias. En cada carrera que ha ganado ha tenido que adelantar a alguien para ser el primero, y el pasado fin de semana tuvo que pelear muy duro. Tuvo que realizar maniobras decisivas sobre Massa, Button y Rosberg", declara a Autosport.
Por Héctor Campos