El segundo safety car ha puesto fin a sus posibilidades
Fernando Alonso ha logrado en el GP de Mónaco su mejor resultado de la temporada, una segunda posición vital en su cada vez más difícil lucha por el Campeonato. Ha sido una de las carreras más reñidas que recordamos, y las opciones de victoria del español han estado abiertas hasta el final. Sin embargo, un último safety car que ha beneficiado más a Vettel que al de Ferrari, solo le ha permitido quedarse con una merecida segunda plaza.

Mónaco se ha demostrado, una vez más, como una pista impredecible. El Safety Car es un participante más de la carrera, y en esta edición no podía dejar de serlo. Bernd Mayländer, conductor del coche de seguridad, ha podido celebrar por partida doble su cumpleaños sobre la pista, pero el incidente de Vitaly Petrov ha recordado la peligrosidad de este trazado, como ya lo hiciera ayer Sergio Pérez. Por ello, y aunque se ha confirmado que no sufre lesiones de gravedad, los mejores deseos de Alonso y de todos los pilotos están con él:

"Lo más importante ahora es que Petrov bien, parece que tiene dolores en las piernas pero que por lo demás está bien. La seguridad de Mónaco es la de Mónaco, no hay lugar para el error. Te vas al muro. No hay posibilidades para grandes heridas, porque no vamos muy rápido, pero este año han tenido mala suerte Sergio y Vitaly. Veremos si se puede mejorar esto en las próximas ediciones, porque no nos gusta que queden siete vueltas para el final y ver una ambulancia en pista, no es lo que queremos".

Para los intereses del español, una única salida del coche de seguridad hubiera sido lo óptimo, ya que con el segundo, Vettel ha podido resarcirse de sus serios problemas de degradación: "Una carrera muy interesante, con muchas estrategias. El primer Safety Car nos ha venido bien, porque hemos adelantado a Button. El segundo, sin embargo, nos ha muy mal porque Sebastian tenía muchos problemas de neumáticos y teníamos opciones reales de ganar la carrera. Sobre el resultado en sí, sabemos que Mónaco es especial, todo puede pasar. En definitiva, ser segundos es un gran resultado, muy bueno para la moral del equipo. Además, ahora llegan carreras bonitas como Canadá y Valencia donde intentaremos subir de nuevo al podio".

Como ya advertían los pilotos de cara a este Gran Premio, los adelantamientos iban a ser escasos en una pista como la del Principado, y aunque hemos visto adelantamientos brillantes, la estrategia ha sido la parte fundamental de la carrera: "Creo que la estrategia ha sido clave. Iba a intentar ganar la carrera, estoy muy lejos en el Campeonato y si chocamos, chocamos. Las dos largas rectas eran la única posibilidad (de adelantar), en la recta de meta y en la curva 10 (la chicane del Puerto)".

"Estaba listo para atacar a Jenson en el primer stint, mantuve la distancia con Sebastian. Me sorprendió cuando Button paró pronto. Luego iba muy rápido con los superblandos, parecía listo para ganar, pero Montecarlo es Montecarlo. En Barcelona estábamos a minuto y medio del líder, esto ha sido mucho más similar a lo que queremos en el equipo, así que estamos muy motivados para las próximas carreras".

Sin embargo y a pesar del éxito de hoy, el de Ferrari sabe que Montecarlo es un trazado excepcional en el calendario, y los resultados de hoy no van a ser los habituales, aunque no pierde la confianza en las próximas carreras: "No hay que tomar lo de hoy como norma. Las próximas dos carreras son también un poco especiales, Canadá y Valencia. Canadá, por ejemplo, no es muy normal, con largas rectas y curvas lentas. No creo que esto sea lo normal. Nuestro coche de hoy es exactamente el mismo que en Barcelona; allí estuvimos a un minuto y medio de la cabeza, y aquí luchando por la victoria".

Tampoco ha olvidado hacer mención a la carrera de sus rivales, los Red Bull. Vettel ha sabido gestionar las dos salidas del Safety Car, y se ha resarcido de la pérdida de tiempo que ha sufrido en su parada en boxes por una confusión en la estrategia de neumáticos, confusión de la cual Mark Webber ha salido mucho más perjudicado. Con esta nueva victoria de Vettel, Alonso sabe que el Mundial se pone cada vez más difícil:

"Fantástico. No sólo hoy. Ganar cinco de seis carreras… algo así le pasó a Jenson [Button] en 2009 y acabó Campeón. Si ganas cinco de seis tienes muy buena posición. Veo buena conducción del piloto, muy buen trabajo de Red Bull con el coche, con las estrategias, no hay fallos… Es difícil para nosotros superarlo, por ahora".

En la sesión de calificación de ayer, Ferrari no experimentó las buenas sensaciones que habían tenido en los entrenamientos y los neumáticos no se comportaron como se esperaba. Por ello, para hoy habían trabajado en esos pequeños ajustes, que se han demostrado efectivos: "No hemos tenido problemas con las gomas. El coche ha funcionado bien con superblandos y también con los blandos".

De cara a las próximas carreras, el español es consciente de que todavía no son suficientemente competitivos en calificación, y que eso les obliga a arriesgar mucho más en la carrera. Pese a ello y a no perder de vista la situación real, espera poder luchar por el podio en las próximas citas: "Quedan muchas carreras para el final, pero si estás a un segundo en calificación, en carrera o haces una gran salida, o una estrategia extraña o es difícil. De momento trataremos de mejorar el coche al máximo en cada carrera. De momento hay que ser realista, lucha por los podios en Canadá y Valencia y ver cómo avanza el Mundial porque la distancia por ahora es demasiada".
Por Cristóbal Rosaleny