Preocupa la seguridad en la zona de la escapatoria
Sergio Pérez y Nico Rosberg han sido los últimos pilotos que han sufrido un accidente en la salida del túnel en Montecarlo, como ya les pasara años atrás a Jenson Button y Karl Wendlinger. Tras tales incidentes, la zona será modificada para 2012 y así evitar que se produzcan más incidentes. Sin embargo, Eddie Jordan asegura que por mucho que se modifique, el trazado monegasco seguirá siendo todo un desafío para pilotos y escuderías.

El Gran Premio de Mónaco ha sido la carrera más accidentada de lo que llevamos de temporada. Concretamente, la salida del túnel ha sido la zona donde se han registrado más accidentes, no únicamente este fin de semana, sino a lo largo de la historia de la Fórmula 1 por las calles del Principado. Sergio Pérez y Nico Rosberg han sido los dos pilotos que el pasado fin de semana impactaron con las barreras a una alta velocidad al salir del túnel. Tales incidentes, que enviaron al hospital al mexicano y al ruso, podrían haber sido la prueba definitiva de la peligrosidad de la zona.

Varios informes apuntan a que se producirán cambios en la salida del túnel para la carrera de 2012. Así, accidentes como los de este fin de semana, pero también como los de Jenson Button en 2003 y Karl Wendinger en 1994, habrían llegado a su fin. O al menos, habría menos posibilidades para que se produjeran incidentes de este tipo. El comentarista de la BBC y propietario de la escudería Jordan Grand Prix, Eddie Jordan, asegura que este año se han producido más accidentes en esa zona por las características específicas del monoplaza y de la reglamentación.

"Probablemente es una combinación de factores. La nueva aerodinámica, los neumáticos, el asfalto... siempre ha sido un lugar difícil. La FIA está obligada a proteger al piloto en la medida de sus mejores capacidades. Se ha hecho desde entonces (1994 con el accidente de Wendinger) y siguen haciéndolo: después del accidente de Rosberg quitaron los bordillos", afirmaba el irlandés al diario Welt. "El lugar donde Pérez chocó está protegido con un acolchado especial, pero ahora se necesita considerar qué más se puede hacer", añadía Jordan al rotativo alemán.

Aunque se produzcan cambios en la salida del túnel o en otros puntos del trazado, el fundador de Jordan Grand Prix considera que el Principado seguirá siendo una prueba llena de desafíos para los pilotos y escuderías. "Estoy seguro de que necesitarán hacer cambios de nuevo en la chicane de la salida del túnel, pero Mónaco continuará como uno de los mayores desafíos deportivos. Y esto significa que también seguirá siendo peligroso. Mientras no haya una catástrofe, seguirá adelante", afirmaba Jordan.

Jenson Button, quién también sufrió un accidente en la misma zona en 2003, afirma que es muy difícil hacer que sea una zona del todo segura para los pilotos. "Es una curva peliaguda y un área donde es muy difícil hacer algo en términos de seguridad porque es lo que es. Es Mónaco, un circuito urbano, pero sigo pensando que necesitamos mirar más allá y ver que es lo que podemos hacer con la escapatoria", señalaba el piloto de McLaren.
Por Cristina Díaz