Puede que los adelantamientos se dupliquen
El circuito Gilles Villeneuve, que acogerá el próximo fin de semana el Gran Premio de Canadá, contará por vez primera en lo que va de temporada con dos zonas en las que los pilotos podrán replegar sus alerones traseros para intentar adelantar.

Una zona de DRS se ubicará en la recta de boxes, mientras que la otra se localizará en la larga recta que precede al tristemente célebre 'Muro de los Campeones', donde numerosos pilotos se han accidentado, entre ellos varios campeones del Mundo.

El director técnico de Williams, Sam Michael, fue cuestionado al respecto para saber si respaldaba la novedad, a lo que contestó: "mayormente. Creo que la forma en la que la FIA está controlando el DRS es perfecta. Charlie Whiting está estudiándolo carrera a carrera y ajustándolo para que se adapte a cada circuito", añadió.

"Ése ya es un tramo divertido", recordó el promotor del Gran Premio de Canadá, Francois Dumontier, en referencia a la última parte antes de la chicane final. "¡Imagíneselo con más adelantamientos!", manifestó entusiasmado.

Sin embargo, lo cierto es que entre el público todavía se mantiene una cierta división de opiniones respecto al espectáculo que está ofreciendo la nueva Fórmula 1 en 2011. Con seis carreras ya disputadas, y a pesar del dominio hasta el momento de Sebastian Vettel, se alzan voces que aplauden el espectáculo aunque, por contra, otras argumentan que el deporte ha ido demasiado lejos en busca del 'show'.

"La gente es rara", declaró Dumontier al Montreal Gazette. "Solían quejarse porque los mismos coches estuvieran en cabeza todo el tiempo. Ahora se quejan porque hay muchos adelantamientos", señaló.

Parece claro, no obstante, que se ha producido una revolución en la F1 y que los principales responsables de ella son los neumáticos Pirelli y su enorme degradación, si bien es cierto que otro factor relevante está siendo el DRS, que aparecerá por partida doble en la isla artificial de Notre-Dame.
Por Dani Pérez Corona