Pero la FIA le hará pasar un examen tras los primeros entrenamientos
Carlos Slim Domit, presidente de la Escudería Telmex, ha hecho público que Sergio Pérez podrá correr en el Gran Premio de Canadá dentro de una semana tras recibir el alta médica, pero la FIA se reserva la potestad de admitirlo o no y le efectuará un examen final tras el primer entrenamiento.

El de Guadalajara sufrió el peor accidente en lo que va de temporada al perder el control de su Sauber C30, acabando contra las barreras de protección y viéndose obligado a ser extraído del monoplaza por las asistencias. Checo Pérez perdió la consciencia durante unos minutos; lógico tras conocer el dato que en el momento álgido del impacto se alcanzó una deceleración equivalente a 80G. (Un frenazo de un coche de calle se acerca a una fuerza de 1G, y los expertos consideran que por encima de 16G, un golpe es mortal para un organismo humano. Un Airbag salta a partir de 3G).

A resultas de esto Pérez estuvo ingresado y bajo observación en el hospital Princess Grace de Niza, clínica a la que volvió para que realizasen una segunda tanda de pruebas de las que ayer jueves salió con resultados positivos. Carlos Slim Domit, presidente de la Escudería Telmex, y presidente de la compañía telefónica azteca dijo al diario A.M. en conversación telefónica "le hicieron otra evaluación a Checo y todo salió muy bien. Ya recibió el alta para que pueda correr en Canadá", expresando asimismo que esta semana le sería realizada una prueba posterior más detallada. "El equipo quiere que Checo sea revisado en los próximos días por un neurólogo en Suiza", aclaró el empresario.
Por José M. Zapico