El australiano critica la decisión de incorporar Bahréin al calendario
Bahréin. ¿Cuántas veces ha sido noticia este año? Suspendida en marzo por las revueltas sociales, nadie confiaba en que la F1 fuera a volver a ahí a corto plazo. No obstante, pese a las detenciones, los arrestos, y las constantes vulneraciones de los derechos humanos, los monoplazas rugirán en Bahréin a finales de octubre.

Mark Webber es claro al respecto. El piloto de Red Bull asegura que la F1 no hará otra cosa que incentivar las tensiones sociales en el país, y se siente defraudado por la decisión de la Federación Internacional.

Ayer, la gran noticia del día era que la FIA confirmaba la reintroducción de Sakhir en el calendario de este año, a finales de octubre, lo que obligará a retrasar el GP de la India hasta diciembre (ver calendario de 2011).

Las reacciones de los pilotos y equipos al respecto no se han hecho esperar. Mark Webber, en un artículo publicado en su web personal, se mostraba escéptico sobre la celebración de dicha carrera. "Mi opinión no ha cambiado desde que me lo preguntaron por primera vez en febrero. Han tomado una decisión, pero estaría muy sorprendido si el GP de Bahréin se llegara a celebrar este año".

El piloto de Queanbeyan asegura que "la F1 debía de haber adoptado una postura mucho antes, en vez de ir retrasando constantemente la decisión". "Esto habría enviado un mensaje muy claro sobre cuál es la posición de la F1 respecto a algo tan fundamental como los derechos humanos", se lamenta el de Red Bull.

Webber considera que las partes involucradas "no han tomado la decisión correcta". "Nos guste o no, ni la F1 ni el deporte en general están por encima de la conciencia ni de la responsabilidad social. Confío en que se pueda volver a Bahréin, pero este no es el momento adecuado".

El australiano es consciente de que la presencia de la F1 en el país podría derivar en algo peligroso. "No me siento cómodo sabiendo que voy a competir en un evento que creará más tensiones entre la gente de ese país".
Por Martí Muñoz