Todt y Ecclestone dudan de la decisión de correr en Bahréin: los informes no son fiables
Ecclestone no se cree el informe de Carlos Gracia, basado en información del gobierno de Bahréin
Las quejas, protestas, advertencias y críticas parecen haber surgido efecto. Jean Todt, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, no ha cancelado oficialmente el Gran Premio de Bahréin (retrasado a finales de octubre), pero abre la posibilidad al diálogo tras los últimos informes que hablan de un 'Día de la Ira'convocado por la población local para el fin de semana de la carrera: “Si hay evidencias claras de que hay una situación de riesgo –asegura- obviamente lo tendremos en cuenta”, declaró ayer a la BBC en Barcelona.

La Fórmula 1 no quiere ir a Bahréin. Es un clamor que el Consejo Mundial de Automovilismo ha obviado al programar la carrera a finales de octubre, obviando la tensa situación política del país, la seguridad de este deporte y los problemas de derechos humanos de los habitantes de la isla del Golfo Pérsico. Sin embargo, la FIA podría recular y echar para atrás la decisión de viajar a Bahréin si persisten las noticias sobre las revueltas convocadas para el mismo día de la carrera. De momento, salen a la luz más datos sobre la polémica decisión del Consejo Mundial de celebrar la carrera pese a todo.

El diario británico The Times señala que a Ecclestone, votante en el Consejo Mundial de Deporte de Motor, no le convence el informe que Carlos Gracia, vicepresidente de la FIA, redactó tras su visita al reino del Golfo Pérsico. "Mejor que movamos Bahréin al final de la temporada y, si las cosas son seguras, entonces estará bien y podremos ir. Si no hay seguridad, entonces no vamos y no hay problemas. Hemos oído el informe de la FIA y decía que no había problemas en absoluto en Bahréin. Pero eso no es lo que estoy oyendo y creo que podemos ver que necesitamos tener cuidado", afirmaba Ecclestone al rotativo anglosajón.

Para seguir adelante con su propuesta, el británico de 80 años ha escrito a las doce escuderías pidiéndoles que expresen su opinión y preocupación al respecto, al mismo tiempo que les sugiere pedir la celebración de una nueva votación por parte del Consejo Mundial de Deporte de Motor. Incluso la plataforma cívica internacional Avaaz, especialmente a través de su director, Alex Wilks, cuestionan las informaciones recogidas por Gracia. "La principal organización que ha proporcionado los detalles a Gracia es el Instituto Nacional de los Derechos Humanos que además está estrechamente relacionada con el gobierno bahreiní. Parece que el investigador de la FIA ha fallado en contactar con cualquier otra organización de derechos humanos allí instalados", afirmaban desde Avaaz.

En un momento, se informó que la reintroducción de Bahréin al calendario 2011 había sido unánime por todos los miembros del Consejo Mundial de Deporte de Motor. No obstante, parece que, aunque no es oficial, no hubo una votación formal, sino que se decidió a mano alzada. Entre los que se mostraron de acuerdo se encuentran el jefe de equipo de Ferrari y Force India; Stefano Domenicali y Vijay Mallya respectivamente. "No podría decirlo con precisión. ¿Eran 25 manos? ¿27? Vi todas las manos levantadas y dije 'Ah, acuerdo unánime'. Lo dije y nadie se opuso. Nadie dijo 'yo me abstengo' o 'yo he votado no'", señalaba el presidente de la FIA.
Por Cristina Díaz y Héctor Campos